Utopenci: un clásico de las cervecerías checas

Las salchichas con cebolla encurtidas en escabeche agridulce son uno de los platos fríos más populares de la cocina checa. Las ofrecen la mayoría de los restaurantes y bares para acompañar la cerveza. No obstante, los “utopenci”, palabra checa que quiere decir “ahogados”, se pueden preparar también en casa. Y podríamos decir que hay tantas recetas como familias. 

Foto: Eva Turečková

Las salchichas en escabeche son un clásico de las cervecerías checas y los checos no se cansan de comerlas. El escabeche y los ingredientes pueden cambiar ligeramente, pero la base es siempre la misma: una salchicha gruesa con cebolla. Algunos añaden pimiento picante, pepinillos o col. Es posible encontrar “recetas rápidas“ que acortan el tiempo durante el cual las salchichas se encurten.

La leyenda cuenta que los “utopenci” fueron inventados por el cervecero y molinero Šamánek, originario de la región de Beroun. Este buscaba una manera de conservar las salchichas para que sus clientes pudieran disfrutar de ellas por un mes entero, pero sin tener que contar con un refrigerador. Y el resultado ya lo conocen. El nombre, un poco extraño, surgió supuestamente porque Šamánek se ahogó al intentar reparar la rueda de su molino. Pero puede ser también porque los “utopenci” están ahogados en escabeche. Sea como sea, los checos llevan disfrutando de este plato especial por más de cien años.

Relacionado