RCh impulsa nuevas reglas para procedimientos penales en la UE

La República Checa, en calidad de presidente de turno de la Unión Europea, impulsó la creación de un nuevo reglamento que obligará a los países miembros a cooperar más estrechamente en los procedimientos penales transfronterizos.

Prevenir conflictos de jurisdicción entre los Estados miembros y hacer más transparentes los procedimientos penales transfronterizos son los principales objetivos de la Decisión Marco. El documento fue creado por el Consejo Europeo tras una propuesta conjunta realizada por la República Checa, Polonia, Eslovenia, Eslovaquia y Suecia a principios de abril en Luxemburgo.

El nuevo reglamento comunitario obligará a los países miembros a reforzar la cooperación entre las autoridades competentes y compartir informaciones sobre los procedimientos penales. Al mismo tiempo, se les exigirá acordar sobre qué Estado llevará a cabo la investigación, para evitar que un delincuente sea perseguido por varios países.

El saliente ministro de Justicia checo, Jiří Pospíšil, recalcó que, de esta manera, será imposible que una persona reciba dos o más castigos por un mismo delito.

“Queremos que un solo país persiga y juzgue a una persona sospechosa de violar la ley y que ésta reciba un solo castigo por su delito. El objetivo del nuevo reglamento es hacer más rápidos y efectivos los procedimientos penales en Europa”, subrayó Pospíšil.

Según los especialistas, la norma ayudará sobre todo a combatir la criminalidad informática y el narcotráfico. El director del Centro Nacional Antidrogas, Jakub Frydrych, afirmó que la cooperación con algunos países europeos funciona bien, mientras que con otros sigue fallando.

“Esperamos que el reglamento amplíe la lista de los Estados que mantienen una cooperación flexible y rápida con otros países miembros”, sostuvo Frydrych.

En caso de ser aprobada por el Parlamento Europeo, la Decisión Marco entrará en vigor en enero de 2012.