Parte campaña europea por la igualdad salarial

ctk0903/spidla_gender

El eurocomisario de Asuntos Sociales y Empleo, el checo Vladimír Špidla, dio inicio este martes en Bruselas a una campaña europea por la igualdad salarial entre mujeres y hombres.

Vladimír Špidla (Foto: CTK)
“Un salario equivalente por un trabajo equivalente”.Éste es el lema de la nueva campaña de la Comisión Europea que persigue eliminar la desigualdad en la remuneración de las mujeres. Según el eurocomisario Vladimír Špidla, las mujeres en los países comunitarios ganan en promedio, por un mismo trabajo, un 17,4 por ciento menos que los hombres.

”Nuestro objetivo es que la desigualdad en la retribución de hombres y mujeres sea eliminada cuanto antes. Insistimos en que este tipo de discriminación de la mujer es injustificable”, dijo Špidla.

Mientras que en Italia, por ejemplo, la diferencia en los salarios entre hombres y mujeres es de un 4,4 por ciento, en Austria, alcanza un 25,5 por ciento y en la República Checa un 23,6 por ciento. La peor situación se registra en Estonia, donde la desproporción en los ingresos es de un 30,3 por ciento, recalcó Špidla.

Un salario inferior al de los hombres tiene como resultado también que cuando la mujer se jubila, recibe una pensión más baja que un hombre que realizó el mismo trabajo. Es decir, vuelve a ser discriminada. El eurocomisario Špidla acotó que la campaña de la Comisión Europea, promovida en 22 idiomas, quiere instruir a las mujeres sobre cómo defenderse ante la discriminación salarial. No es casual que la actividad fuera iniciada en vísperas del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, matizó Špidla.

Vladimír Špidla (Foto: CTK)

“La campaña estaba prevista para este año y, en vista de que se trata de un tema que atañe a las mujeres, hemos decidido lanzarla a comienzos de marzo. En muchos países el 8 de marzo se conmemora como el Día Internacional de la Mujer y este hecho lo hemos respetado en el calendario de nuestras actividades”, señaló Špidla.

El eurocomisario sostuvo que la desigualdad en la remuneración de las mujeres en comparación con los hombres tiene muchas causas y su eliminación no se puede esperar de la noche a la mañana. Bruselas no se opone a la adopción incluso de medidas legislativas para alcanzar un cambio de la situación. Špidla insistió que, no obstante, la solución de este problema requerirá una activa participación de los más diversos sectores de la sociedad, como las patronales, las organizaciones sindicales, los órganos administrativos, así como las agrupaciones femeninas.

La campaña de la Comisión Europea contra la discriminación salarial de la mujer se prolongará hasta agosto próximo.