“La inmigración tiene que estar conducida por los intereses de los países”

Ana Palacio, foto: Dominika Bernáthová

La ex ministra de RR.EE. española, Ana Palacio, ha participado en un debate celebrado en la Embajada de España en la República Checa en el marco de la 'Cumbre Europea de Praga' ('Prague European Summit'). La antigua jefa de la diplomacia española conversó con Radio Praga acerca de la actitud de los países de Visegrád hacia la crisis migratoria y la situación actual de la Unión Europea.

Ana Palacio, foto: archivo de Radio Praga
La búsqueda de respuestas a los retos políticos, económicos y sociales de la Unión Europea y debates sobre el sentido y el futuro de este proyecto de integración comunitaria son los objetivos de la 'Cumbre Europea de Praga', cuya segunda edición se celebra estos días en la capital checa.

Las relaciones entre los países europeos se ven actualmente alteradas por las diferentes posturas hacia las imposiciones de la Unión Europea sobre el reparto de los refugiados.

Europa tiene que escuchar a sus ciudadanos

A la solidaridad obligatoria se niegan los países del Grupo de Visegrád, formados por la República Checa, Eslovaquia, Hungría y Polonia. Respecto a esta actitud, Ana Palacio sostuvo que las autoridades deberían escuchar la voz de sus ciudadanos.

“La diferencia es que son sociedades que han salido del comunismo y que tienen algunos miedos. Nuestra sociedad tiene otros. Aquí, en esta sociedad, son miedos muy identificados. En el segundo lugar son unas sociedades muy homogéneas. Entonces, no conocen realmente lo que es la inmigración del sur del Mediterráneo como la conocemos nosotros. Esto tiene consecuencia y hay que escucharlos”.

La ex ministra realzó la importancia de abordar la crisis migratoria desde una perspectiva intelectual que distinga entre los términos refugiados e inmigrantes.

Foto: Comisión Europea
“La Convención de Ginebra nos obliga a todos, también a los países de Visegrád, a proteger a aquellas personas que están en una situación de peligro por razón de su Estado de origen, pero eso no es darles residencia ni nacionalidad. Es una protección que tiene vocación de ser temporal. Nosotros estamos amalgamando con inmigración, residencia, nacionalidad y permanencia, lo que no tiene nada que ver”.

Ana Palacio subrayó que la inmigración es una política que tiene que estar conducida por los intereses de los países.

“Las políticas de la inmigración de los países de nuestra misma cuerda como EE.UU., Canadá o Australia tienen políticas de inmigración que están basadas en las necesidades de los países, porque necesitan inmigrantes. No inmigrantes cualquiera, pero por categorías. Por ejemplo, ingenieros en Canadá. Son políticas que nosotros tendremos que acabar abordando si queremos tener una relación sana y comprensible para los ciudadanos con lo que es el refugiado, la persona que necesita protección”.

“Si sucede Brexit, negociaremos”

El “brexit”o la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea que podría suceder tras el referéndum del 23 de junio fue otro tema clave de la cumbre. En caso de que los británicos opten por este guion, la Unión Europea continuaría, pero la irreversibilidad agravaría su estatuto en el mundo, sostuvo la ex ministra.

Foto: Jeff Djevdet, CC BY 2.0
“Creo que la primera cosa que vamos a ver es un movimiento de los mercados. Creo que se va a notar en las bolsas europeas. Luego tendrá inmensas consecuencias para todos nosotros, para lo que quede de Europa. No tanto por procedimientos de emulación, aunque habrá países que también querrán votar. Una decisión de salir va a tener un efecto en todos los ámbitos de la UE. Por ejemplo, yo he sido coordinadora de los grandes ejes de transportes europeos. Y de repente resulta que el eje que va desde el Norte de Escocia a Marsella se va a terminar. Eso tendrá reprecusiones prácticas en el comercio”.

La ministra está convencida que en caso de “brexit”, la Unión Europea pondría en marcha negociaciones aptas.

“Creo que negociaríamos y Reino Unido sacaría una bandera blanca y aceptaría prácticamente todo el acervo comunitario”.

“Las ventajas de la UE se dan por supuestas”

Ana Palacio, foto: archivo de Radio Praga
En lo concerniente al creciente euroescepticismo entre los ciudadanos, Ana Palacio acentuó la necesidad de explicar a los ciudadanos las ventajas de este proyecto integrador: desde los fondos europeos, la libre circulación por la zona de Schengen hasta las becas universitarias Erasmus.

“Hay muchas cosas que no se cuentan y otras que se dan por supuestas. Evidentemente los de mi generación y, desde luego, los checos, y mucho más jóvenes, saben lo que es no tener esta libertad. Creo que dicho todo esto lo que viene de Europa, hay que ir a una unidad más profunda. Hay que buscar un relato de Europa para qué y por qué. Tiene que ir más allá de las políticas concretas como es la libre circulación de Schengen, los Erasmus. Este relato tiene que estar fundado en valores, allí es donde es necesaria que tener una reflexión colectiva de cuáles son estos valores”.

Foto: Comisión Europea
Ana Palacio fue entre 2002 y 2004 la primera mujer a cargo de la ministra de RR.EE de España. En 2006 fue nombrada vicepresidenta del Banco Mundial, un cargo que ejerció hasta 2008.

La Cumbre Europea de Praga, celebrada esta semana en la capital checa, contó con el acto de presencia de todos los presidentes de Gobierno de los países del Grupo de Visegrád, polítiticos, académicos y economistas.