Aumenta el interés por bioalimentos

r_2100x1400_radio_praha.png

Los checos se interesan cada vez más por los productos de la agricultura ecológica. Lo confirman los organizadores del "Biomercado de Ecofincas", cuya undécima edición se efectuó el fin de semana en Praga.

Foto: Autora
"El Biomercado de Ecofincas es un encuentro de los aficionados a la alimentación sana", señala uno de los organizadores, Jirí Dvorák.

"Los visitantes pueden comprar aquí bioalimentos y otros productos, como biocosméticas. Pueden degustar "in situ" vinos, verduras, frutas y platos preparados con esos alimentos. Se trata del mayor y más antiguo biomercado de la República Checa".

La undécima edición estuvo dedicada a las frutas en todos los estados, frescas, secas y líquidas. Sobre todo las últimas, en forma de "slivovice", la típica aguardiente producida con ciruelas, atrajo enorme atención.

Bedrich Plísek, Foto: Autora
Jirina Pavelková, de la Unión de Ecoagricultores, dice que la gente consume bioalimentos por razones de salud, pero también porque se da cuenta de la necesidad de proteger el medio ambiente.

"Gran interés muestra la jóven generación y luego las madres con niños pequeños que saben que el organismo infantil no es capaz de filtrar las sustancias nocivas de la misma manera que los adultos".

El precio de los bioproductos es entre un veinte y un treinta por ciento más alto que el de los alimentos convencionales. El cultivador de ecomanzanas, Bedrich Plísek, explica que la rentabilidad del cultivo de bioalimentos llega sólo al cincuenta por ciento.

"Cultivamos manzanas a base de la estabilidad ecológica, aprovechando la autorregulación del organismo, sin intervenciones químicas. Los abonos químicos los sustituimos por viejos métodos biológicos. Por ejemplo, plantamos en el huerto hierbas y arbustos que repelen a los insectos".

En la República Checa, casi mil cooperativas, agricultores y procesadores se dedican a la ecoagricultura, en 250 mil hectáreas de tierra.