¿Viajar o no viajar a Taiwán?

Taiwán, foto: CEphoto, Uwe Aranas, CC BY-SA 3.0
0:00
/
0:00

La súbita muerte del presidente del Senado Jaroslav Kubera, dejó una incómoda herencia política a su sucesor en forma de una planeada visita oficial a Taiwán. El tema ha creado tensión entre los políticos checos, mientras que el oficialismo preferiría cerrar el asunto, parte de la oposición quiere seguir adelante con el plan inicial.

Taiwán, foto: CEphoto, Uwe Aranas, CC BY-SA 3.0

El nuevo presidente del Senado Miloš Vystrčil encontró en su despacho una inusual carta en la que la Embajada china le pedía al fallecido Jaroslav Kubera en un tono bastante fuerte que desistiera de un viaje a Taipéi.

Tomáš Petříček, foto: Barbora Němcová
El asunto fue tratado por el Ministerio de RR.EE. y la misión diplomática china. Para la cancillería checa se trató de un procedimiento inhabitual en las relaciones diplomáticas.

En declaraciones a la Televisión Checa, el ministro de RR.EE., Tomáš Petříček, dijo que no recomendaba al presidente del Senado, Miloš Vystrčil, el viaje a Taiwán, porque Chequia no tiene “intereses comunes en el campo de las relaciones políticas” con Taipéi.

“No reconocemos a Taiwán como un estado independiente, por lo que no existen intereses comunes en el campo de las relaciones políticas”.

El ministro Petříček hizo énfasis en que la República Checa delineó en los años 90 una política propia de cara a China y que está interesada en continuar sus relaciones con Taiwán en diferentes ámbitos.

Miloš Vystrčil, foto: archivo del Senado Checo
“Nuestra política de una sola China tiene reglas propias y nos reservamos el derecho de desarrollar relaciones con Taiwán. Especialmente en ámbitos como el económico, cultural, intercambio científico, tecnológico y el turismo”.

Partiendo del hecho de que Chequia no reconoce a Taiwán como país independiente, Petříček estima que eso determina el tipo y nivel de las relaciones entre Praga y Taipéi.

El ministro comentó a la Televisión Checa que había hablado con Vystrčil, y que en ningún momento tuvo la intención de prohibirle a él o a los diputados y senadores que viajen a donde quieran. Solo indicó que partiendo del nivel de las relaciones era inusual la visita de un político checo de tan alto nivel.

El nuevo presidente del Senado, Miloš Vystrčil, se está tomando su tiempo y todavía no ha confirmado ni rechazado el eventual viaje a Taiwán.

Algunos representantes de la oposición política del país insisten en que Beijing debe aceptar y respetar que la República Checa es un país independiente y que sus políticos pueden viajar libremente a donde quieran.