Un instituto en apoyo a la élite científica surgirá en Chequia

Foto ilustrativa: Comisión Europea

Crear un instituto de ciencia y tecnología en apoyo a los científicos de élite checos. Ese es el objetivo del proyecto realizado por el Consejo para la Investigación, Desarrollo e Innovación. En caso de recibir el visto bueno del Gobierno y el Parlamento, el nuevo ente debería surgir dentro de dos años.

Foto ilustrativa: Comisión Europea
El Consejo para la Investigación, Desarrollo e Innovación presentará en un futuro próximo al Gobierno el proyecto que supone la creación de un instituto especial en apoyo a los más destacados equipos científicos tanto del país como del exterior, según precisó la vicepresidenta de dicho ente, Miroslava Kopicová.

“Nos proponemos crear un mecanismo para que los mejores expertos checos y del exterior tengan aquí condiciones laborales comparables con las de los mejores equipos científicos mundiales”, dijo.

La fundación funcionaría de manera independiente en base a una ley especial y sería financiada sobre todo del presupuesto estatal, agregó Kopicová.

Miroslava Kopicová, foto: ČT24
“Suponemos que obtendríamos otros recursos de los sectores privados y públicos, de fuentes europeas y del exterior. Del presupuesto checo recibiríamos unos 400 millones de euros”, señaló.

Los respectivos equipos científicos recibirían apoyo financiero para un período de diez o veinte años. Después de tres o cinco años la fundación controlaría sus resultados, y la originalidad de sus planes para el futuro. Al instituto ingresarán solo expertos que pasen rigurosos criterios de admisión, indicó Tomáš Jungwirth, miembro del Consejo y catedrático de la Universidad de Nottingham.

Tomáš Jungwirth, foto: ČT
“En este sentido nos inspiramos, por ejemplo, en el Instituto Science Technology de Austria y el Instituto Weizmann de Ciencia de Israel. Los consejos administrativo y científico de la fundación realizarán además un proceso de búsqueda individual para identificar a los expertos que podrían trabajar también en otros lugares”, dijo.

El instituto llevaría el nombre de alguno de los destacados científicos checos como el inventor de las lentes de contacto modernas, Otto Wichterle, o el descubridor de importantes medicamentos antivirales para combatir el SIDA, Antonín Holý.