Clínicas checas inician pruebas de nuevo medicamento contra el cáncer

Antonín Holý (Foto: CTK)

En la RCh se iniciaron las pruebas de un nuevo medicamento contra el cáncer, inventado por el científico Antonín Holý, del Instituto de Química Orgánica y Bioquímica de la Academia de Ciencias Checa.

Antonín Holý (Foto: CTK)
Seis clínicas checas participarán en los próximos años en las pruebas de un nuevo medicamento contra el cáncer linfático y la leucemia crónica, desarrollado por la empresa estadounidense Gilead Sciences, que usa el fármaco GS-9219, inventado por el científico checo Antonín Holý.

Hasta el presente, el medicamento fue aplicado en animales y los exámenes resultaron muy prometedores. Este miércoles fue iniciada la primera fase de estudios clínicos en humanos, en la Clínica Hemato-Oncológica en Brno, informó el hematólogo Pavel Klener.

Antonín Holý (Foto: CTK)
“La primera fase de los estudios clínicos sirve para encontrar una dosificación adecuada del preparado, revelar los efectos secundarios del mismo y saber cómo actúa en el cuerpo humano. No es su objetivo probar la eficacia del medicamento contra tumores malignos”, subrayó Klener.

Esta primera fase de los estudios clínicos tardará un año, como mínimo. Si tiene éxito, se procederá a una segunda y una tercera fase, durante las cuales ya se examinarán los efectos del fármaco sobre señalados tipos de cáncer.

En las pruebas participarán decenas de pacientes checos. Sin embargo, no se tratará de voluntarios, sino de personas elegidas bajo criterios especiales, advirtió Pavel Klener.

“Puesto que el medicamento se aplica por primera vez en humanos, es necesario que se trate de personas que ya no reaccionen a los tratamientos comprobados. Así lo exigen los principios éticos fundamentales reconocidos a nivel internacional”, destacó Klener.

Unas 65 mil personas al año se enferman de cáncer en la República Checa, un 25 por ciento de ellas padecen el cáncer linfático o la leucemia crónica. En el caso de que se pruebe la efectividad del nuevo medicamento, podría aparecer en las farmacias dentro de diez años.