UE y Grupo de Río promueven integración de mercados energéticos

Foto: CTK

Praga fue este miércoles anfitriona de la XIV reunión ministerial de la Unión Europea y el Grupo de Río. Los ministros de RR.EE. de los Veintisiete y de América Latina enfocaron sus debates en la energía, el cambio climático y la crisis económica. Además emitieron una declaración común referente a la nueva gripe.

Patricia Espinosa, Jan Kohout, Benita Ferrero-Waldner (derecha), foto: CTK
La Unión Europea y el Grupo de Río expresaron en Praga la voluntad de colaborar en los preparativos de la cumbre de la ONU sobre el cambio climático, a celebrarse en diciembre en Copenhague. La conferencia debe fijar un compromiso internacional acerca de la reducción de los gases de efecto invernadero. La comisaria para Asuntos Exteriores y Política Europea de Vecindad, Benita Ferrero-Waldner, mencionó en este contexto la necesidad de reforzar la seguridad energética.

“Pensamos en la integración de los mercados energéticos, desarrollo de marcos adecuados para animar las inversiones en el sector energético y la promoción de fuentes de energía renovables y de aumento de la eficacia energética en nuestras economías. Nosotros tenemos mucha experiencia y por eso creo que son temas en los que vamos a trabajar conjuntamente“, expresó Ferrero-Waldner.

En cuanto a la crisis económica y financiera, las posturas diferían un poco, según indicó el ministro checo de RR.EE., Jan Kohout, quien copresidió la reunión. Los países europeos destacaron los resultados de la cumbre de abril del Grupo G-20 en Londres, que, entre otros, destinó un billón de dólares contra la crisis. Mientras tanto, algunos países latinoamericanos pusieron énfasis en la construcción de una nueva arquitectura financiera global, que debería ser más eficaz, democrática y transparente. Ambos bloques coincidieron en la aplicación de estímulos fiscales y rechazaron el proteccionismo.

Foto: CTK
Dado que el Grupo de Río está encabezado actualmente por México, el nuevo virus de la influenza humana A(H1N1) fue otro de los temas abordados. La secretaria de Asuntos Exteriores mexicana, Patricia Espinosa, pidió a los Veintisiete ayuda en transmitir el mensaje de que México es un país seguro con plenas facultades de recibir a turistas e inversionistas.

“Es un país que tiene capacidad institucional para poder manejar este problema, que tiene servicios de Salud adecuados para que si alguien tuviera un problema de Salud pudiera ser atendido. En realidad afortunadamente hemos ya comprobado que se trata de un virus que no tiene un índice de mortalidad tan alto como se había temido al principio. Es un virus cuyo tratamiento se puede hacer de manera muy eficaz con dos medicamentos antivirales“, destacó Espinosa.

En una declaración común, los participantes en la sesión en Praga expresaron su solidaridad con México y apreciaron la forma en la que el país con rapidez y eficacia ha enfrentado el brote de la nueva gripe.