“Terrazas seguras” para ayudar a los bares en tiempos de epidemia

Foto: Vlasta Gajdošíková, ČRo

En la ciudad de Brno ha surgido una iniciativa para permitir que los bares y restaurantes puedan volver paulatinamente a la normalidad, al mismo tiempo que mantienen las normas mínimas de seguridad.

Foto: Vlasta Gajdošíková, ČRo

Los establecimientos hosteleros son los que más están sufriendo las consecuencias de la actual pandemia de coronavirus. Bares y restaurantes se encuentran entre los primeros espacios que vieron su actividad limitada por las restricciones gubernamentales, y desde hace tiempo los que siguen abiertos venden solo en formato “para llevar”.

Para facilitar la adaptación de estos locales a las medidas de precaución contra el coronavirus y permitir que reanuden poco a poco su actividad económica, la iniciativa ¡Gastro Vive! de Brno ha propuesto un prototipo de mesa para las terrazas.

Foto: Vlasta Gajdošíková, ČRo
Según señaló uno de los autores a la Televisión Checa, el arquitecto Václav Kocián, se trata de una mesa que trae fijados tres asientos, lo que evita grandes agrupamientos y facilitaría el cumplimiento de las restricciones indicadas por el Gobierno.

“El diseño hace que no se pueda mover, así la gente no puede cambiar las sillas de sitio y reunirse en grandes grupos”.

Este prototipo de mesas se colocaría en puntos estratégicos en el espacio externo del restaurante o cafetería, por ejemplo, tras lo que se dibujarían unas líneas que establecerían las zonas seguras y las distancias mínimas que deben respetarse.

Para Ondřej Pilát, dueño de un restaurante de Brno, la idea es interesante, aunque los hosteleros tendrían una gran responsabilidad legal asegurando que los clientes no se saltan ninguna norma.

“Hay que ver cómo conseguimos que no se acumulen más de dos personas. Esa sería nuestra responsabilidad, si no somos capaces, tendríamos que descartar este plan de inmediato”.

El proyecto de la iniciativa ¡Gastro Vive! cuenta con que la gente siga pidiendo los productos en una ventanilla para llevar y siga pagando con tarjeta, como se está haciendo en estos momentos, la diferencia es que más gente podría sentarse en la terraza de los restaurantes a consumir sus pedidos, siempre que respeten las distancias obligatorias. Asimismo, se ha propuesto que la superficie de la mesa se recubra de cobre, un material que ayuda a combatir los virus.

Adam Vojtěch, foto: Michaela Danelová, ČRo
A nivel institucional, la idea ya se está estudiando. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Brno se plantea su aplicación como una forma de ayudar al sector hostelero a sobrevivir. Y desde el Ministerio de Salud, el ministro Adam Vojtěch indicó para la Televisión Checa que este tipo de soluciones le parecen razonables.

“Vamos a analizar este tipo de opciones. Si no es dentro de un espacio cerrado y hay suficiente distancia entre la gente, me parece que sería una solución”.

De acuerdo con los autores de la idea, con esta propuesta no solo los negocios como cafeterías y restaurantes se verían beneficiados, sino que empresas de producción que ahora se encuentran paralizadas podrían recibir encargos para la fabricación de mesas.

Por otro lado, desde la iniciativa ¡Gastro Vive! consideran que si el Estado y los Ayuntamientos apoyan económicamente la instalación de estas “terrazas seguras”, estarían ayudando a los negocios a sobrevivir y a no despedir empleados, lo que a la larga beneficiaría a la economía nacional. Según Petr Kadlec, otro de los autores de la idea, cada una de estas mesas especiales costaría alrededor de 370 euros.

10
49.191060300000
16.611418900000
default
49.191060300000
16.611418900000
palabra clave:
audio