Se reintroducen las mascarillas en eventos masivos en interiores

Foto: ČTK / Vojtěch Hájek

A partir del sábado se reintroduce en Chequia la obligación del uso de mascarillas faciales en eventos de interior con participación de más de 100 personas. Así lo anunció el ministro de Salud Adam Vojtěch este jueves.

Foto: Omni Matryx, Pixabay / CC0

En reacción al creciente número de casos nuevos de COVID-19 en Chequia en los últimos días y tras consultar la situación epidemiológica actual con los especialistas, el ministro de Salud, Adam Vojtěch, anunció la reintroducción en la República Checa de algunas medidas contra la propagación del coronavirus a modo de prevención.

”Desde la medianoche del viernes al sábado 25 de julio, se reintroduce la obligación de los ciudadanos de usar mascarillas faciales, o sea, de cubrirse la boca y la nariz, al asistir a eventos masivos en interiores con participación de más de 100 personas”.

A partir del lunes se reducirá además el número permitido de participantes en las actividades masivas de las 1000 personas actuales a un máximo de 500 personas. Sin embargo, el ministro Vojtěch recomendó a los ciudadanos que no asistieran a los eventos de semejante magnitud.

Andrej Babiš, foto: ČTK / AP / Olivier Matthys

El miércoles de esta semana, por ejemplo, fueron confirmados en el país  247 casos nuevos de contagio de coronavirus, el mayor número en lo que va del mes. A la nueva situación reaccionó igualmente el primer ministro, Andrej Babiš.

“Considero que debemos reaccionar al crecimiento de los casos nuevos. Debemos decirle a la ciudadanía que tenemos que seguir siendo disciplinados y no subestimar la situación. Los ciudadanos deben ser conscientes de que es necesario tener cuidado y respetar las normas de higiene básicas, sobre todo en los espacios interiores”.

La medida preventiva ataňe a actividades culturales, conciertos, eventos deportivos, así como a funerales y nupcias, celebradas en espacios interiores. A su vez, como recalcó el ministro Vojtěch, las mascarillas faciales no serán obligatorias para los visitantes de bares y restaurantes.

”Si una persona entra a un restaurante en calidad de huésped y se sienta a una mesa a comer con sus amigos o colegas de trabajo, es algo muy diferente a una actividad masiva organizada”.

Las mascarillas tampoco deberán usarse en los comercios, tanto grandes como pequeňos, oficinas y espacios semejantes con mayor concentración de personas.

El jefe de la cartera de Salud informó a la vez del creciente número de los focos de coronavirus en Chequia, al tiempo que acotó que la mayoría de los pacientes con COVID-19 tiene síntomas leves y el tratamiento de la enfermedad transcurre sin problemas. El ministro Adam Vojtěch recalcó que el número de pacientes hospitalizados es mínimo y que el coronavirus no se extiende de forma incontrolada. También apreció el hecho de que la enfermedad no se sigue extendiendo entre el grupo de personas más vulnerables, o sea entre los ciudadanos de la tercera edad, con más de 65 aňos.

Foto: ČTK / Jaroslav Ožana

Además de las restricciones a nivel nacional, algunas regiones de la República Checa vienen imponiendo en estos días otras medidas preventivas propias. Se trata de las regiones de Moravia-Silesia, Liberec y Ústí. También la Alcaldía de Praga anunció que prevé endurecer próximamente los pasos restrictivos contra el coronavirus. El ministro del Interior, Jan Hamáček, recomendó por ejemplo a los habitantes de Praga que volvieran a ponerse las mascarillas faciales en los medios de transporte público.