Políticos checos rechazan la ampliación de la presidencia rotativa de Francia

Mirek Topolánek (Foto: CTK)

En algunos diarios europeos últimamente han surgido especulaciones sobre la eventual ampliación de la presidencia rotativa de Francia a la UE a expensas de la República Checa, que debería liderar a los Veintisiete a partir del próximo 1 de enero. Los políticos checos rechazaron dichos rumores.

Mirek Topolánek (Foto: CTK)
De cara a la crisis financiera, Europa necesita tener un líder fuerte y la República Checa no lo es, porque está fuera de la eurozona y sus dirigentes no ocultan su euroesceptisismo. Eso son los argumentos en los que el periódico francés Le Monde y el diario austríaco Kurier basaron su teoría de que Francia podría continuar como presidente de la Unión Europea también el primer semestre del próximo año, en vez de la República Checa.

El primer ministro checo, Mirek Topolánek, rechazó rotundamente dichas especulaciones.

“En algunos diarios mundiales, sobre todo en la prensa amarilla, se pueden leer diversas informaciones. Considero imposible que perdamos la presidencia rotativa. Nos estamos preparando de manera muy intensa para asumir ese cargo y estoy convencido de que nuestros socios comunitarios no dudan de que somos capaces de presidir a la Unión”, afirmó Topolánek.

Nicolas Sarkozy (Foto: CTK)
El embajador francés en Praga, Charles Fries, ha desmentido las especulaciones de la prensa sobre el supuesto intento de Francia de ampliar su presidencia rotativa. Sin embargo, no descartó la posibilidad de que el presidente, Nicolas Sarkozy, se esforzará por prolongar su mandato como presidente de la Eurozona el próximo año.

Se especula que París intentará reforzar la influencia de los países de la unión monetaria y ‘eclipsará’ de esa forma el próximo año la presidencia rotativa a la Unión de la República Checa y Suecia, países fuera de la eurozona.

Sarkozy ya adelantó su propósito de que los ministros de Finanza y jefes de los bancos centrales de la unión monetaria deberían reunirse en el futuro con más frecuencia. El viceprimer ministro checo para Asuntos Europeos, Alexandr Vondra, tildó esa intención de ‘imprudente’.

“Considero muy arriesgadas esas ideas sobre una invasión política con respecto a la colaboración de los jefes de los bancos nacionales y los ministros de Finanza, porque podrían provocar la inestabilidad entre los países de la eurozona y los que quedan fuera de la unión monetaria”, dijo Vondra.

Los Veintisiete deberían negociar sobre el propósito francés en su cumbre que se efectuará el próximo 7 de noviembre en Bruselas.