Moratinos insiste en el compromiso de España con los Balcanes durante el Gymnich checo

Miguel Ángel Moratinos, foto: Alexis Rosenzweig

El ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, explicó ante sus colegas de los Veintisiete la retirada española de Kosovo e insistió en el compromiso de su país con los Balcanes.

Miguel Ángel Moratinos, foto: Alexis Rosenzweig
El miércoles pasado, el Gobierno español decidió retirar las fuerzas desplegadas en Kosovo, lo que causó cierto revuelo con la OTAN y Estados Unidos, al tomarse la decisión de forma unilateral. Durante la reunión de ministros de Relaciones Exteriores europeos, que tuvo lugar en el palacio checo de Hluboká nad Vltavou, Moratinos tuvo la oportunidad de explicar el repliegue y reiterar el compromiso español con los Balcanes, que se basa en dos perspectivas.

“Una la garantía y el establecimiento de la paz en la región y otra la perspectiva europea, que hay que acelerar el acercamiento entre los países de los Balcanes Occidentales y la Unión Europea. Y a partir de ahí respetar las posiciones y sensibilidades que tenemos cada uno de los países en la construcción de esa nueva relación. He aprovechado para explicar las razones por las que el Gobierno de España había decidido anunciar la retirada de nuestras tropas de Kosovo y recordar que España tiene una presencia de líder en Bosnia-Herzegovina”.

Y es que el Gobierno español sigue sin reconocer la independencia de Kosovo. Según Moratinos, cada país miembro tiene derecho a mantener su propia postura sobre este tema.

En cuanto a Bielorrusia, país hasta el momento marginado en sus relaciones con la Unión Europea por su régimen dictatorial, Moratinos anunció que él mismo sería el encargado de viajar a Minsk para invitar a Lukaschenko al programa de Asociación Oriental.

“Señalar que forma parte de ese partenariado oriental y que Bielorrusia será invitada a participar en la cumbre del 7 de mayo de lanzamiento del Partenariado Oriental. Se ha considerado que ha habido progresos suficientes. No hay presos políticos, pro ejemplo, en estos momentos en Bielorrusia. Han abierto una oficina del Consejo de Europa precisamente para promover los derechos humanos”.

Sobre la ratificación del Tratado de Lisboa por parte de la República Checa, Moratinos se mostró confiado en que la crisis gubernamental que vive el país no afectará al proceso.

“Los colegas checos creen que habrá ratificación por parte de Chequia y que España podrá iniciar la presidencia con la aplicación plena del Tratado de Lisboa. Lógicamente, ante una situación de crisis política se crea un cierto interrogante. Pero yo espero que se resuelva positivamente, porque el ánimo y el sentido general de todos, incluso de los propios responsables checos, es positivo”, declaró Moratinos.

Precisamente, al concluir el Gymnich, el ministro de Relaciones Exteriores checo, Karel Schwarzenberg, confirmó la voluntad de su Gobierno en aprobar el Tratado lo antes posible.