Milan Kundera recibe el Premio Franz Kafka

Milan Kundera, foto: Gisèle Freund, IMEC/Fonds MCC, Archivo de la Galería de la Capital Praga

El Premio Franz Kafka 2020 ha sido otorgado a Milan Kundera por su extraordinaria aportación a la literatura checa y su incuestionable repercusión en Europa y el mundo.

Milan Kundera, foto: Youtube / ina.fr 1984

El jurado internacional de la Sociedad Franz Kafka ha distinguido al escritor por toda una obra que “no solo es una aportación extraordinaria a la cultura checa, de cuya alma surge, como reconoce el propio autor, sino que goza de una evidente repercusión en Europa y el mundo”. Se trata del vigésimo escritor que recibe el premio literario internacional más prestigioso que se entrega en la República Checa.

Desde Francia, Milan Kundera ha asegurado sentirse especialmente honrado de recibir el premio que lleva el nombre de un “colega escritor” al que se siente muy cercano.

Exiliado en Francia desde la década de los 70, en 2019 recuperó Kundera su ciudadanía checa. Este verano se supo que había donado su biblioteca, incluido su archivo personal, de un valor inestimable, a la Biblioteca Morava de su ciudad natal, Brno, a donde llegará este otoño. Este mismo mes se ha publicado al fin la traducción al checo de su última novela, ‘La fiesta de la insignificancia’, siete años después que al resto de lenguas. No hace tanto, además, la edición de un libro de Jan Novák particularmente agrio sobre el pasado como informador de la policía secreta comunista de Kundera, ha hecho que en los últimos tiempos no se deje de hablar en Chequia del autor y de la complicadísima relación que mantiene con su país de origen.

El periodista y filósofo Petr Fischer, preguntado hace apenas unos días en Radio Wave, una de las emisoras de la Radio Checa, no ve tan extraña la consecución de novedades de un escritor anciano retirado de la luz pública desde hace décadas.

Petr Fischer, foto: archivo de ČRo

“Creo que no tiene nada de casual. Milan Kundera ya tiene una edad, este año cumplió 91 años. Creo que todo tiene que ver con el fin de la vida que se va acercando. El libro de Jan Novák sobre Kundera no habría provocado tanto debate si Milan Kundera no estuviera aún entre nosotros. Creo que su última novela es también una despedida, para mí es como ‘La retirada’ de Václav Havel. Toda esta curiosa concurrencia de noticias sobre él es irónica, parece casi una de las tramas ideadas por Kundera”.

La Sociedad Franz Kafka recuerda que Milan Kundera se une a una lista de premiados que reúne nombres como los de Philip Roth, Amos Oz, Haruki Murakami, Claudio Magris o Eduardo Mendoza, pero también Harold Pinter, Elfriede Jelinek y Peter Handke, que obtuvieron el Franz Kafka antes de recibir el Premio Nobel.

Foto: Václav Richter

Precisamente, la Sociedad Franz Kafka ha anunciado además que se adhiere a las numerosas iniciativas institucionales y personales de todo el mundo que piden el Premio Nobel de Literatura para el autor checo más internacional desde mediados del siglo XX.

La broma (1967), foto: Atlantis

Milan Kundera, autor de novelas imprescindibles de la literatura checa como ‘La broma’ o ‘La insoportable levedad del ser’ y escrutador sin igual del alma humana, abandonó la Checoslovaquia comunista en los años 70 y se asentó en París, donde empezó a escribir y publicar en francés. Desde entonces se empezó a crear una distancia entre el autor y su país natal que no hizo sino incrementarse también tras la Revolución de Terciopelo. Especialmente, tras la aparición de documentos y testimonios que lo señalaban como delator de la Policía comunista. Una parte importante de la sociedad checa ve una brecha insalvable el hecho de que Kundera jamás diera explicaciones o pidiera perdón.

Además, el escritor, siempre escrupuloso con las traducciones de sus obras, en especial tras varias malas experiencias en los 70, directamente impedía que aparecieran sus novelas en checo. Los últimos acontecimientos hacen pensar, quizá, en un cierto “deshielo” en esta difícil relación.

palabra clave:
audio