Los checos viven el mejor Mundial de biatlón

Laura Dahlmeier y Gabriela Koukalová, foto: ČTK

El equipo checo de biatlón vivió su mejor campeonato mundial de toda la historia. En la ciudad de Hochfilzen, Austria, brilló sobre toda la competidora Gabriela Koukalová que trae a casa un juego completo de preseas.

Gabriela Koukalová y Veronika Vítkováí foto: ČTK
El oro en la pista de 7,5 km, la plata en 15 km y el bronce en la prueba de persecución. Gabriela Koukalová se llevó una medalla de casi todas las pruebas individuales en el Mundial de Austria.

Se quedó con manos vacías solo en la modalidad con salida en masa, en la que terminó en cuarto lugar.

La checa de 27 años así dobló su colección de medallas mundiales y se alegró sobre todo por conquistar el segundo título individual de su carrera.

Laura Dahlmeier y Gabriela Koukalová, foto: ČTK
“Ya no esperaba poder volver a ganar en un Mundial. Todos a lo mejor creerán que son tonterías de mi parte, pero yo había sumado muchos cuartos lugares en los campeonatos y olimpiadas anteriores y sé de qué hablo. Ganar aquí me parece increíble”, subrayó Koukalová.

El excelente rendimiento de Koukalová lo subrayó en la categoría masculina Ondřej Moravec, que se hizo con la medalla de plata en la modalidad de 20 km.

El checo celebró con grandes emociones la medalla de plata, aunque pudo lograr una presea aún más valorada. El oro se le escapó por apenas tres segundos, lapso que lo separaba del estadounidense Lowell Baily.

Ondřej Moravec, foto: ČTK
“Estaba muy cerca del oro soñado. Ha sido una gran oportunidad para conquistarlo, pero igual estoy muy satisfecho con la plata. Es una medalla mundial, y eso vale”, expresó Moravec.

La delegación de biatlón checa disfrutó aún más de los triunfos de esta temporada después de que regresara sin medallas del Mundial disputado el año pasado en Noruega.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio