Checos casi logran una segunda medalla en el Mundial de Biatlón

Gabriela Soukalová, foto: ČTK

Un concierto improvisado protagonizado por la competidora checa Gabriela Soukalová clausuró el Mundial de Biatlón este domingo en la ciudad de Nové Město na Moravě. En la última jornada del campeonato, Ondřej Moravec, estuvo cerca de ganar la segunda presea para la República Checa, pero al final terminó en cuarto lugar.

Gabriela Soukalová, foto: ČTK
Todo comenzó con una apuesta. “Si ganamos medalla, voy a cantar ante el público”, prometió Gabriela Soukalová antes de comenzar el Mundial de Biatlón de la República Checa.

La biatlonista integró el relevo mixto checo que en la primera jornada logró la medalla de bronce. En la ceremonia de clausura del campeonato, Soukalová cumplió su promesa e interpretó la canción ‘Don’t Speak’, de la banda No Doubt, ante más de 20.000 aficionados que acudieron a la última jornada del campeonato al recinto deportivo de Nové Město na Moravě.

Soukalová demostró su talento artístico y cosechó grandes ovaciones del público.

“Sentí lo mismo que cuando uno está en la salida de una competición y no sabe lo que le espera. Cantar ante tanta gente ha sido para mí una experiencia impresionante”, dijo.

Gabriela Soukalová, foto: ČTK
Sin embargo, en las carreras individuales, la competidora de 23 años de edad no tuvo tanta suerte como en el relevo. En la última competición del campeonato, en la distancia de 12,5 kilómetros con salida en masa, Soukalová terminó en la posición 18 tras cometer demasiados errores en el tiro, según reconoció.

“En la primera parte de la competición estuve entusiasmada, tiré bien y estaba convencida de que lo repetiría en la segunda vuelta. Traté de mantener contacto con la cabeza del pelotón, me sentí bien, respiré profundo antes del tiro, pero al final acerté solo en tres de las cinco dianas. Por desgracia, no estuve en buenas condiciones para tirar”, indicó.

Por su parte, Ondřej Moravec, compañero del relevo mixto de Soukalová, estuvo mucho más cerca de lograr otra medalla para la República Checa en la competición masculina con salida en masa. Pero al final el mejor competidor checo logró solo el cuarto lugar al cruzar la meta tres segundos por detrás del noruego Emil Hegle Svendsen.

Tras fallar una diana, Moravec pudo repetir su resultado del individual de 20 kilómetros, en el que también terminó justo debajo del podio, según lamentó.

Ondřej Moravec, foto: ČTK
“El cuarto lugar de hoy me da a lo mejor más pena que el de la competición anterior. Aunque las dos veces me faltó muy poco para lograr una medalla. Hoy me sentí perfectamente y la presea habría sido una bonita recompensa por mi rendimiento”, señaló.

El Mundial de Biatlón disputado en Nové Město na Moravě evidenció que este deporte adquiere cada vez más popularidad en la República Checa. El campeonato gozó de enorme interés por parte de la afición. Más de 190.000 hinchas siguieron las competiciones disputadas durante 11 días en el recinto deportivo de la ciudad situada en Moravia Occidental.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio