El biatlonista Moravec gana su segunda medalla en Sochi

Ondřej Moravec, foto: ČTK

El biatlonista Ondřej Moravec logró su segunda medalla en los Juegos Olímpicos de Sochi, conquistando la sexta presea para la delegación deportiva checa. Después de lograr la plata en la persecución, el competidor checo ganó el bronce en la prueba de salida en masa.

Ondřej Moravec, foto: ČTK
El impecable tiro fue una de las claves para lograr una medalla en la prueba de biatlón de salida en masa en la pista de 15 kilómetros disputada este marte en la Olimpiada de Sochi.

Ondřej Moravec no falló ni una de las veinte dianas. Desde principios de la carrera se posicionó entre los mejores y a mediados del recorrido incluso se puso al frente del pelotón de competidores.

Tras el último disparo, el checo abandonó el campo de tiro en segundo lugar tras Martin Fourcade y por delante de Emil Hegle Svendsen.

Pero el francés y el noruego se le escaparon en el último tramo al checo. En la recta final Svendsen cruzó la meta poco antes que Fourcade. Aún así, el checo, que tuvo que conformarse con el bronce, se mostró muy satisfecho.

“Hoy ha sido el día en el que sabía que no fallaría en el tiro. Y así fue, cero errores. ¡Genial! Pero no he sido ingenuo, sabía que ambos rivales tenían buena forma y que corrían muy bien, y que era probable que yo terminara en tercer lugar”, indicó Moravec.

Gabriela Soukalová, foto: ČTK
Los biatlonistas checos han ganado en Sochi ya cuatro medallas. Moravec conquistó plata y bronce en la persecución y la salida en masa, respectivamente, Jaroslav Soukup se hizo con el bronce en el sprint y Gabriela Soukalová ganó la plata en salida en masa femenina.

La República Checa ha logrado hasta el momento seis medallas en Rusia y, sobre todo gracias al excelente rendimiento de los biatlonistas, emuló su mejor resultado histórico en una olimpiada de invierno.

También la selección de hockey sobre hielo deleitó a la afición checa. El cuadro nacional pasó a los cuartos de final del torneo olímpico tras superar este martes a Eslovaquia por 5-3.

El equipo checo dominaba en la cancha en los primeros dos tercios del partido creándose una ventaja de 4-0. Sin embargo, los eslovacos dramatizaron el choque al recortar distancias en un solo gol y al final del encuentro buscaron con insistencia el empate.

Pero un tanto de Plekanec, marcado en el último minuto de la contienda, mandó definitivamente a los checos a los cuartos de final en los que se enfrentarán este miércoles a EE.UU.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio