Los beneficios a estudiantes no tendrán límite de edad

El Ministerio de Educación trabaja en un proyecto de ley que permitirá a cualquier persona, sin importar su edad, recibir los distintos beneficios que hoy en día sólo disfrutan los estudiantes hasta los 26 años.

La actual ley checa es discriminatoria contra quienes ya pasaron esa edad y quieren seguir estudiando.

Así lo comentó al periódico Lidové Noviny Simona Weidnerová, quien es la encargada del Ministerio de Educación de redactar la nueva ley, que debería entrar en vigencia en el año 2009.

Los estudiantes reciben ciertas regalías hasta los 26 años y después de cumplida esa edad, tienen que arreglárselas como puedan.

Esas regalías son, entre otras: una rebaja en los impuestos y en el transporte colectivo; un seguro de salud subvencionado por el Estado; y, gracias al carné de estudiante, descuentos en espectáculos culturales diversos, como cine, teatro y museos.

El Ministerio de Educación quiere cambiar la ley y reemplazarla por otra más acorde con los tiempos que corren.

Muchos estudiantes, por distintos motivos, no concluyen sus estudios universitarios sino hasta mucho después de cumplidos los 26 años.

Según la nueva ley, podrán recibir los beneficios otorgados a los estudiantes todas las personas que estudien, sin importar su edad.

"Eso sí, no podrán obtener estos beneficios quienes tengan un trabajo fijo o los que estudien a distancia", afirmó Weidnerová.

Ella cree que, hoy en día, lo más inconveniente para los estudiantes mayores de 26 años es que deben pagarse de su bolsillo el seguro de salud.

Según el borrador que prepara, la salud la pagaría el Estado por ellos. Pero serán muy estrictos, según Weidnerová, debido a que más del 80 por ciento de los mayores de 26 años que estudia tiene un trabajo estable.

"El Estado subvencionará la salud sólo a los estudiantes que pueden demostrar que no trabajan, porque no queremos abusos ni que nadie se aproveche de esta ley", finalizó Weidnerová.