La primera transmisión deportiva por radio se efectuó en Praga hace 90 años

Josef Laufer, photo: Archives de ČRo

La Radiodifusión Checa realizó la primera transmisión deportiva en directo hace 90 años del partido de fútbol entre el Slavia de Praga y el entonces Hungaria Budapest. La contienda fue comentada por el funcionario Josef Laufer, que se puso detrás del micrófono por emergencia después de que no llegara el locutor contratado.

Josef Laufer, foto: archivo de ČRo
“De golpe se abrió la puerta y un compañero de nuestro comité me gritó: ¡El locutor no ha llegado! No hay otro remedio, tienes que ponerte detrás del micrófono tú. ¡Dios mío, no me mires así, es inútil! ¡Tienes que ir allí, quieras o no!”.

Con esas palabras recordó Josef Laufer los momentos caóticos del 3 de octubre de 1926 que precedieron a la primera transmisión deportiva en directo en Checoslovaquia.

El funcionario no tenía nada que ver con la radio, excepto el hecho de que como secretario del club organizador dio su visto bueno a una transmisión deportiva radiofónica que se adelantó unos meses incluso a la famosa BBC.

Narrando ante un ojo de cíclope

Josef Laufer, foto: archivo de ČRo
“Lo importante es que hable de continuo, sin pausas”. Con esa instrucción del director de la Radiodifusión Checa (Radiojournal), Josef Laufer entró nervioso en una cabina improvisada de tres paredes y techo levantada a una altura de 17 metros y una distancia de 14 metros de la cancha de fútbol.

“Salí corriendo del vestuario y subí la escalera de la grada para hallarme de repente enfrente del micrófono. Por primera vez de cara a cara a ese monstruo que con su orificio, a modo de un ojo de cíclope, mira e hipnotiza terriblemente al que aparezca delante de él como un chivo expiatorio. Hay muchos que en ese momento pierden la valentía. Es el momento cuando al afectado le da la sensación de estar cubierto por una tiniebla que ni siquiera le permite ver lo que debería comentar”, expresó el locutor.

Sin embargo, Laufer asumió este inesperado deber de manera excelente, según lo evidenciaron las numerosas cartas de los escuchas que impulsaron a la dirección de la radio a seguir incluyendo en el programa transmisiones deportivas.

El locutor de la final del Mundial 1934 entre Italia y Checoslovaquia

Así nació una leyenda de la locución nacional. Además del fútbol, Josef Laufer comentaba partidos de hockey sobre hielo, competiciones de remo y contiendas de boxeo, entre otros.

Su primera transmisión no fue grabada, por desgracia, pero en el archivo encontramos su locución en la final del Mundial de fútbol de 1934, en la que Checoslovaquia cayó ante la anfitriona Italia por 1-2 en prórroga.

Laufer se hizo muy popular gracias a sus narraciones muy precisas, dramáticas y graciosas. Pero su destino fue cruel tras la ocupación nazi. El locutor judío tuvo que esconderse durante la Segunda Guerra Mundial y sobrevivió sólo gracias a la ayuda de sus amigos.

Después del Golpe de Estado comunista, en 1948, pidió visa de emigrante para toda su familia a Canadá, pero no la recibió y como persona non grata no pudo seguir su trayectoria de locutor. El régimen solo le permitió más tarde hacer noticias por escrito. Josef Laufer murió el 19 de octubre de 1966.