La Academia de Ciencias checa se une a la lucha contra el coronavirus

Foto: Gerd Altmann, Pixabay / CC0

Científicos de la Academia de Ciencias checa se esfuerzan en buscar las proteínas responsables de la expansión del coronavirus en el organismo. De esta forma, podrían elaborar algún medicamento.

Foto: Gerd Altmann, Pixabay / CC0

Científicos de todo el mundo están centrando sus esfuerzos en luchar contra la pandemia del nuevo coronavirus, que en Chequia ya ha dejado más de 500 infectados. La comunidad científica checa también lleva a cabo sus propias investigaciones, en muchos casos en colaboración con otros países.

Radim Nencka, foto: ÚOCHB AV ČR
Un grupo de investigadores del Instituto de Química Orgánica y Bioquímica de la Academia de Ciencias checa se centra en la replicación del virus, con la intención de detener los contagios. Para esta tarea es de gran ayuda conocer los detalles que China publicó sobre la estructura genética del coronavirus. Según declaró para la Radio Checa Radim Nencka, jefe del grupo de investigadores checos, es sorprendente el trabajo tan rápido que hicieron los investigadores.

“Se dieron cuenta de lo que era muy rápido. No es frecuente que se haga tan rápido. Después lo publicaron para todo el mundo porque suponían que era algo peligroso, y no se equivocaban. Estoy fascinado por la velocidad con que lo hicieron”.

El equipo de Radim Nencka está estudiando las proteínas que permiten al virus replicarse, ya que parar este funcionamiento sería esencial para acabar con las infecciones.

“Nuestra tarea es detener la función de las proteínas que el virus necesita para replicarse. Pueden ser tanto proteínas víricas como células del propio huésped”.

En este sentido, son importantes las ARN polimerasas, enzimas que participan en la replicación del virus.

No obstante, este grupo del Instituto de Química Orgánica y Bioquímica no trabaja directamente con el coronavirus causante de la pandemia actual por motivos de seguridad. En su lugar, utilizan modelos informáticos o el coronavirus que afecta a los gatos, ya que su impacto es similar al que causa en los humanos.

Foto: skeeze / Pixabay CC0
“No trabajamos directamente con pacientes infectados, en primer lugar, porque es peligroso, y en segundo lugar, porque no es tan fácil obtenerlo de las personas que están en aislamiento. Lo más importante es su seguridad. Por ello, van a trabajar con un coronavirus felino”.

Estas muestras las tienen a su disposición gracias a la colaboración del Instituto Veterinario de Brno.

En cualquier caso, el objetivo principal es encontrar una sustancia que ayude a curar a los infectados, como indica Nencka.

“Estamos intentando elaborar nuevos inhibidores para poder preparar nuevas sustancias que curen esta enfermedad”.

Numerosas instituciones de investigación en Chequia se afanan estos días en crear soluciones para reducir el impacto del coronavirus. Por ejemplo, la Universidad Técnica Checa está estudiando la fabricación de respiradores en impresoras 3D.