El Slavia vence al Leverkusen gracias a Olayinka. El Sparta se hunde en Milán

Peter Olayinka (Slavia Praga), foto: ČTK / Vít Šimánek

El arrojo de Peter Olayinka llevó al Slavia a una gran victoria frente al Bayer Leverkusen en un encuentro con polémica arbitral en la segunda jornada de la UEFA Europa League. El Slovan Liberec sufrió una auténtica debacle en Belgrado y el Milan hizo lo que quiso con un Sparta incapaz.   

Slavia de Praga 1 – Bayer Leverkusen 0

Karim Bellarabi, foto: Fuguito, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0

El Slavia se marchó de Israel la semana pasada con una derrota frente a un rival en teoría inferior, y este jueves logró vencer a todo un equipo en forma de la Bundesliga como es el Bayer Leverkusen.

Los checos tuvieron un comienzo nervioso. Un regalo del portero Ondřej Kolář al rápido Karim Bellarabi estuvo a punto de poner al equipo alemán por delante del marcador ya en una de las primeras juagadas del encuentro. Bellarabi protagonizó también la jugada que marcó el resto del partido en el minuto 20. Una falta suya por detrás a Provod, sin posibilidad ya de luchar por el balón, vio una tarjeta roja directa seguramente demasiado estricta.

Con un jugador menos, el Bayer todavía aguantó bien la primera parte. Pero el Slavia volvió del descanso con más ganas de llevarse el partido. El portero del Leverkusen, Lukáš Hradecký, lo evitó en dos ocasiones con una gran actuación. La primera deteniendo un penalti que realizó a Peter Olayinka. Hradecký adivinó bien las intenciones de Nicolae Stanciu en el lanzamiento y en su posterior remate a bocajarro. La segunda, desviando a córner con un espectacular tiro desde fuera del área también de Stanciu, al que no le estaba acompañando la suerte durante el partido ni, seguramente, tampoco las fuerzas.

Nicolae Stanciu, foto: YouTube

Pero el Slavia no dejó de intentarlo y a diez minutos del final llegó el desenlace. Un córner sacado precisamente por Stanciu al centro del área fue cabeceado con una definición perfecta por Peter Olayinka pese al marcaje alemán, que provocó que el nigeriano se rompiera la nariz al marcar el gol. El héroe de la noche, que acababa de superar el coronavirus y parecía que podía no estar en plena forma, jugó con la nariz rota el resto de partido en defensa en la posición de Lukáš Masopust, que ya no podía más con sus calambres. El Bayer se echó arriba y un remate de Amiri estuvo a punto todavía de aguar la fiesta del Slavia en el minuto 89. Pero no fue así y el Slavia se hizo con una victoria memorable. En noches así se echa especialmente de menos el público en las gradas.

El técnico del Slavia, Jindřich Trpišovský, en sus declaraciones a la Televisión Checa, estaba encantado con la actuación de Olayinka.

Jindřich Trpišovský, foto: ČT

“Hoy no hemos estado nada bien en las combinaciones y era difícil llegar arriba. Además, no hemos convertido un penalti, que ha sido un golpe para nosotros. Pero estoy contento porque algunos jugadores han demostrado la mentalidad y el carácter que necesitamos. Como Olayinka, que mete un gol rompiéndose la nariz y tiene que jugar el resto del partido en defensa porque nos habíamos quedado sin nadie. Así que creo que más que la calidad futbolística lo que ha decidido es la mentalidad, distinta de la que mostramos la semana pasada”.

El grupo C del Slavia tiene ahora a todos sus integrantes empatados a tres puntos. Si el coronavirus vuelve a respetar a los rojiblancos, son seguramente el candidato checo con más probabilidades de clasificarse para la siguiente ronda de la competición europea. Muy importante será para ello el enfrentamiento del próximo jueves en Praga frente al Niza.

 Estrella Roja de Belgrado 5 – Slovan Liberec 1

Jan Matoušek (a la izquierda), foto: ČTK / AP Photo / Darko Vojinovic

Por desgracia para el fútbol checo, las buenas noticias se acabaron con la victoria del Slavia. El Slovan Liberec, único vencedor checo la semana pasada en la Europa League, cayó con un severo 5-1 frente al Estrella Roja de Belgrado.

Si frente al Gante lograron mantener la portería a cero con un gran trabajo en defensa, en Serbia se particularizaron precisamente por el desorden y los errores. El Estrella Roja no perdonó ni uno de ellos y en el minuto 22 ya ganaba 2-0 gracias al acierto de su delantero comorense El Fardou Ben.

Jan Matoušek logró acortar distancias antes del descanso, pero en la segunda parte no solo se mantuvieron los errores defensivos del Slovan, sino que el portero local, Milan Borjan, cuajó una gran actuación.

Filip Nguyen, foto: Archivo de Slovan Liberec

Al final, un incontestable 5-1 ante el que los checos no pudieron sino felicitar a sus rivales y e intentar aprender la lección, como reconoció a la Televisión Checa el portero Filip Nguyen.

“Creo que no solo para mí sino para todos nosotros esto ha sido como una universidad del fútbol a la que hemos venido de alumnos. Han conseguido castigar todos nuestros errores. Toda la suerte la tuvimos la semana pasada y hoy no nos ha salido nada bien”.

La semana que viene el Liberec no lo tendrá más fácil en su visita al Hoffenheim alemán, que de momento ha ganado sin grandes problemas los dos partidos que ha jugado de esta Europa League. Este jueves, de hecho, le endosó un contundente 1-4 al Gante en su casa.

Milan 3 – Sparta de Praga 0

David Lischka (a la izquierda), foto: ČTK / AP Photo / Antonio Calanni

En Milán el Sparta sufrió como no podía ser menos contra el líder de la liga italiana. Que los italianos no contaran con su primer portero, Gianluiggi Donnarumma, enfermo de coronavirus, no supuso una gran preocupación porque los checos tampoco fueron capaces de crear ocasiones. Mientras, en defensa, no dejaron de correr detrás de los rápidos ataques y contrataques milanistas. En el minuto 24, el delantero cedido al Milan por el Real Madrid Brahim Díaz abrió el marcador tras una asistencia de Zlatan Ibrahimović. La estrella sueca demostró su gran forma después de superar el COVID, pero no tuvo suerte de cara a portería. En el minuto 35 David Lischka solo pudo pararlo haciéndole penalti, pero el lanzamiento de Ibrahimović botó cerca de la cruceta.

En la segunda mitad, los goles de Rafael Leão y Diogo Dalot así como el resto de ocasiones claras del Milan solo demostraron que, en realidad, el Sparta tuvo suerte de llevarse solo tres goles de su visita a Italia.

El Sparta es el único equipo de su grupo que aún no ha logrado sumar ni un punto. El jueves que viene se jugará su última carta frente al Celtic de Glasgow en Escocia si quiere jugar el resto de partidos de esta Europa League aún con alguna opción matemática de luchar por la clasificación.

palabra clave:
audio