El Liberec salva una noche mala para el fútbol checo en Europa

Foto: ČTK/Petrášek Radek

De los representantes checos, solo el Slovan Liberec pudo ganar en su partido de la primera jornada de la UEFA Europa League en casa frente al Gante belga. Sparta y Slavia vivieron noches aciagas y se llevaron demasiados goles del Lille y el Be'er Sheva, respectivamente.

Slovan Liberec 1 – KAA Gante 0

Foto: ČTK/Petrášek Radek

El Slovan Liberec volvía este jueves a la Europa League después de tres años y fue el único de los checos en salir airoso de su enfrentamiento. El Gante visitaba la ciudad checa sumido en una crisis y con su tercer entrenador en una temporada que acaba de empezar tras cuatro derrotas en tan solo cinco partidos de liga belga. Puede que Wim De Decker, que aseguró antes del partido que todos sus jugadores eran mejores que los del Liberec y que ganarían sin problema, tampoco sea el último. Especialmente después de fallos defensivos como los que se pudieron ver en todo el encuentro, incluido el que aprovechó totalmente solo a unos nueve metros de la portería Yusuf Helal para adelantar al Slovan. Pero al Gante también le acompañó la mala suerte y sufrió una gran actuación del portero local Filip Nguyen, que dejó a cero su portería y al Liberec liderando junto al Hoffenheim el grupo L.

Pavel Hoftych, foto: ČTK/Petrášek Radek

El entrenador del Slovan, Pavel Hoftych, reconoce que las declaraciones del entrenador rival fueron una motivación extra para sus jugadores, a quienes felicitó en los micrófonos de la Televisión Checa.

“Al Liberec se le dan bien las competiciones de eliminatorias. Hicimos un duro trabajo en las rondas clasificatorias. Estamos muy contentos de haber llegado con un equipo tan fuerte. Somos rivales del Slavia, del Sparta, del Pilsen y del resto, pero queremos que ganen en Europa, porque el coeficiente es importante para el fútbol checo. Es una pena que hayamos sido los únicos en ganar”.

Sparta de Praga 1 – Lille 4

Foto: ČTK/Kamaryt Michal

El Sparta encajó en su campo de Letná un doloroso 1:4 frente a un Lille al que le supo jugar durante, al menos, unos minutos al inicio del choque. Pero en el 23 Jonathan David se escapó de la defensa checa y, cuando iba a entrar en el área, sintió el brazo de Ladislav Krejčí en el hombro y se dejó caer. Tarjeta roja injusta para el zaguero checo y un largo partido por delante que se ponía muy cuesta arriba para el Sparta.

Foto: ČTK/Kamaryt Michal

Justo antes del descanso, el turco Yusuf Yazıcı marcaba el primero del Lille con un fuerte disparo desde lejos.

Antes de irse los equipos al vestuario, el árbitro pitó fuera del área una patada sobre la línea al noruego del Sparta Andreas Vindheim, incrementando el descontento de los locales con la actuación del trio arbitral.
Nada más iniciarse la segunda parte, Bořek Dočkal logró empatar el partido, pero después comenzó el mejor juego y llegaron los goles del líder de la liga francesa con Yusuf Yazıcı a la cabeza, que logró el triplete en Praga.

Václav Kotal, foto: ČTK/Kamaryt Michal

Al final, 1-4, y el resumen del partido del entrenador del Sparta, Václav Kotal en rueda de prensa.

“Para mí el partido ha tenido dos partes, una antes de la expulsión, y otra después, por supuesto. Creo que, a pesar del inicio, donde seguramente teníamos un poco de miedo, o de respeto, luego logramos combinar bien desde atrás y jugar a buen nivel. Pero después de la expulsión era muy difícil, aunque conseguimos empatar en la segunda parte. El rival combinaba muy bien y con mucha paciencia supieron crear ocasiones y aprovecharlas”.

Hapoel Be'er Sheva 3 - Slavia de Praga 1

Foto: ČTK/AP/Ariel Schalit

Por su parte, el Slavia vivió sencillamente una mala noche en Israel. Las cosas ya no pintaban bien antes del inicio. Llegó a Hapoel sin dos jugadores importantes por el COVID-19 y con otros que llevaban dos semanas sin jugar por el mismo motivo. Su rival, por el contrario, recibió a última hora permiso de la UEFA para sacar al campo a jugadores que habían dado positivo por coronavirus, pero, al tratarse de antiguos contagios, como argumentó el club, obtuvieron el visto bueno. El entrenador eslavista, Jindřich Trpišovský, no podía dar crédito a la decisión.

Una vez en el campo, el equipo de Praga fue el único con ocasiones claras de gol en la primera parte, pero al borde del descanso pagaron caro un error clamoroso entre el defensa David Hovorka y el portero Ondřej Kolář, que Jonathan Agudelo pudo marcar a placer para los israelíes.

Foto: ČTK/AP/Ariel Schalit

En la segunda parte el Slavia se fue arriba y tuvo muchas ocasiones desbaratadas por una gran actuación del meta local Levita, pero consiguió empatar en el 75 con un gol obra de Lukáš Provod.

Con el Slavia confiando en la victoria y echado arriba asediando la portería rival, llegaron dos nuevos errores defensivos en los últimos minutos que sentenciaron cualquier esperanza de sacar algo positivo del encuentro. Los checos tuvieron la posesión el 68% del partido y dispararon ocho veces a puerta, mientras que el Hapoel convirtió sus únicos tres disparos a puerta. Pero no era la noche del Slavia. El Be'er Sheva lidera por el momento el grupo C junto al Bayer Leverkusen, que ganó al Niza.

El jueves que viene volverá la Europa League, con el Slovan Liberec visitando al Estrella Roja de Belgrado, y los equipos de Praga enfrentándose a dos huesos bien duros de roer: el Slavia jugará contra el Bayer Leverkusen en Alemania, y el Sparta recibirá al Milán.

palabra clave:
audio