Coalición unifica su postura frente a la Constitución de la UE

La coalición gubernamental checa coincidió este jueves en una postura común frente a la Constitución Europea.

La Carta Magna de la Unión Europea había sido uno de los temas que dividía a la coalición gubernamental checa. El democristiano Partido Popular y los Verdes consideraban razonable la propuesta de varios países comunitarios de utilizar en la elaboración del nuevo documento algunas estipulaciones del proyecto original aprobado por el Parlamento Europeo en enero de 2005. Por otra parte, el Partido Cívico Democrático descartaba esa posibilidad.

Este jueves el Partido Cívico Democrático demostró no obstante su disposición a llevar a cabo compromisos constructivos. En la reunión de representantes de la coalición gubernamental se acordó mantener una postura unánime frente al tema de la Constitución de la Unión Europea. El primer ministro, Mirek Topolánek, señaló que la coalición coincidió en que el nuevo documento podría basarse en el proyecto original, pero debería ser más transparente, simple y de más fácil orientación.

"Lo fundamental en lo que hemos coincidido es que sería lamentable que el tema de la Constitución comunitaria siguiera dividiendo a la coalición gubernamental checa y a la Unión Europea. También hemos acordado coparticipar en la elaboración del nuevo texto de la Carta Magna comunitaria y defender los intereses de los países pequeños", señaló Mirek Topolánek.

Mirek Topolánek (Foto: CTK)
La postura oficial del Gobierno checo sobre la Carta Magna comunitaria será presentada en un próximo futuro. En su formulación trabajarán los líderes de las formaciones de la coalición junto con grupos de expertos.

La oposición aplaude el avance en la actitud del Gobierno respecto a la Constitución de la Unión Europea. El vicepresidente del Partido Socialdemócrata, Lubomír Zaorálek, calificó de buena noticia el que los políticos no consideraran la Carta Magna comunitaria como un tema muerto. Agregó que eso, no obstante, es poco y que el Gobierno de Mirek Topolánek, debería concretar pronto sus puntos de vista respecto al contenido del nuevo documento.

"La coalición tendrá que definir cuáles son los temas que considera prioritarios en la Constitución de la Unión. Pero me da la impresión de que el Gobierno checo vacila demasiado y teme ir a los detalles. Creo que una de las tareas fundamentales de cada gobierno de un Estado de la Unión Europea debería ser presentar la postura oficial de su país frente a ese tema y defender los intereses de su nación", dijo Lubomír Zaorálek.

El nuevo proyecto de la Constitución de la Unión Europea debería estar listo a más tardar en la primavera de 2009, cuando se realizarán elecciones al Parlamento Europeo. Así lo dijo la canciller alemana, Angela Merkel, cuyo país preside actualmente a la Unión Europea.