Científicos checos desarrollan fármaco contra el cáncer que se probará en EE.UU.

Pavel Majer (Foto: Archiv des Instituts für Organische Chemie und Biochemie)

Científicos checos han desarrollado un medicamento contra dos tipos de cáncer. Los primeros en probar el fármaco serán 160 pacientes de EE.UU.

Foto ilustrativa: IndyDina with Mr. Wonderful, Flickr, CC BY 2.0

Científicos del Instituto de Química Orgánica y Bioquímica de Praga han desarrollado un fármaco que puede ayudar a los pacientes con cáncer de pulmón y laringe.

La nueva sustancia reemplaza la glutamina, altera el metabolismo de las células cancerosas y las mata. El objetivo del estudio será determinar la llamada dosis máxima tolerable, según dijo a la Radio Checa Pavel Majer del equipo científico.

“Reciben una pequeña dosis, que se aumenta gradualmente y, por supuesto, se controla al paciente desde muchos puntos de vista, especialmente para determinar si hay efectos secundarios“.

Universidad de John Hopkins, foto: Flickr CC BY 2.0

El estudio clínico en Estados Unidos comenzó oficialmente el 31 de agosto e involucra a un total de 160 pacientes con tumores de pulmón o laringe. En la fase preclínica, es decir durante las pruebas en células animales, se confirmó que el fármaco desarrollado por el laboratorio del Instituto de Química Orgánica y Bioquímica de Praga en cooperación con la Universidad Johns Hopkins funciona muy bien en combinación con la inmunoterapia, indicó Majer.

“Al transformar el metabolismo de las células cancerosas, nuestras sustancias hacen que el tumor se vuelva sensible a la inmunoterapia“.

Los científicos se concentran ahora en descubrir la dosis máxima para suprimir el tumor, pero no descartan que tarde o temprano se topen con efectos secundarios, por lo que aúnan esfuerzos para dar con una cantidad equilibrada que beneficie a los pacientes.

De acuerdo con un plan original de 2018, cuando el Instituto de Química Orgánica y la Universidad Johns Hopkins establecieron un programa de cooperación con la empresa Dracen Pharmaceuticals, se contaba que el medicamento debía estar en el mercado alrededor de 2024. No obstante, el proyecto ha tenido cierto retraso debido a la pandemia del coronavirus.

Majer seňaló que las pruebas están planeadas para un periodo de tres aňos, y esperan que en ese lapso de tiempo el medicamento llame la atención de los gigantes farmacéuticos, que podrían poner en marcha la producción masiva del nuevo fármaco para combatir el cáncer de pulmón y laringe.