Zubov: “Estoy convencido de que Rusia caerá derrotada en dos o tres meses”

El historiador y politólogo ruso Andréi Zubov (a la derecha), rector de la Universidad Masaryk de Brno Martin Bareš, izquierda Ministro de Asuntos Europeos Mikuláš Bek

El historiador y politólogo ruso Andréi Zubov comenzó sus clases en la Universidad Masaryk de Brno, que le ha dado la oportunidad de “no convertirse en un refugiado, sino en profesor visitante”. El académico está seguro de que si la OTAN y la UE mantienen su apoyo a Ucrania, la caída de Putin llegará más pronto que tarde.

Poder expresarme con libertad, enseñar libremente, comunicarme, entrar en contacto y relacionarme con otras personas, por todo ello era importante para mí abandonar Rusia y poder continuar con mi trabajo de profesor aquí en la Universidad Masaryk de Brno.

Andréi Zubov, antiguo profesor de la Universidad Estatal de Moscú de Relaciones Internacionales (MGIMO), que tuvo que abandonar la institución en 2014 por sus críticas a la ocupación de Crimea, emigró finalmente de Rusia a comienzos de octubre atravesando la frontera con Finlandia cuando perdió toda esperanza de seguir siendo un ciudadano “libre en un país oprimido”, dice. Pensaba que las élites rusas reaccionarían contra Putin a tiempo al ver que el país se dirigía hacia una nueva catástrofe. Ahora reconoce que se equivocó. Y eso que de catástrofes rusas sabe Zubov lo suyo. Se trata, precisamente de la asignatura que ha empezado a impartir en la Universidad Masaryk de Brno: Historia de Rusia y sus catástrofes en el siglo XX.

El historiador, politólogo y experto en religiones ruso cree que de quedarse en su país habría terminado en la cárcel, por lo que está muy agradecido a la institución que lo ha acogido, dijo a la Radio Checa. 

“Poder expresarme con libertad, enseñar libremente, comunicarme, entrar en contacto y relacionarme con otras personas, por todo ello era importante para mí abandonar Rusia y poder continuar con mi trabajo de profesor aquí en la Universidad Masaryk de Brno”.

El historiador y politólogo ruso Andréi Zubov | Foto: Monika Hlaváčová,  ČTK

Los 22 años de régimen de Putin han construido un sistema autoritario tan fuerte que ha paralizado a las propias élites, dice Zubov. No han sido capaces de reaccionar a tiempo, pero estas ahora ya son conscientes, igual que todo el mundo, asegura, de que la derrota en Ucrania es un hecho. Los regímenes dictatoriales suelen caer por alguna derrota militar, agrega Zubov, no por un levantamiento interno, por lo que la derrota en Ucrania será un factor fundamental para la caída de Putin y su régimen, dijo en entrevista para la Televisión Checa.

“La derrota de Putin en esta guerra es prácticamente inevitable. Solo si Occidente empezara a mostrar debilidades y dejara de apoyar económicamente a Ucrania –y es muchísimo dinero, 5000 millones de euros al mes– y si algunos nuevos gobiernos de Europa que no quieren estropear su relación con Putin o quieran retomarla, entonces el régimen de Putin podría sobrevivir y durar muchos años y deberíamos esperar a que después de Ucrania vaya a anexionarse más territorios, ya que no se va a contentar solo con Ucrania. Pero si la UE y la OTAN se mantienen firmes y son solidarios, estoy convencido de que en dos o tres meses Rusia caerá ya derrotada”.

La derrota de Putin en esta guerra es prácticamente inevitable.

Según Zubov, ante las derrotas militares y el fracaso de su plan original de victoria rápida en Ucrania, Putin ha cedido ante los grupos radicales que le presionaban tanto para invadir Ucrania primero, como para declarar luego una movilización tremendamente impopular y que el propio Putin quería evitar a cualquier precio. Pero la victoria es lo único que puede salvar a su régimen, dice el historiador, por lo que fue adelante con ella cueste lo que cueste.

Las elites en un principio también pensaban que Putin ganaría la guerra en poco tiempo, pero ahora que todos saben que Rusia perderá, querrán restablecer las relaciones con los países occidentales, dice el profesor. Por ello, augura Zubov que, a pesar de la fuerza e influencia de los grupos ultranacionalistas en la sociedad rusa, y del temor extendido entre muchos análisis extranjeros a que estos puedan ostentar el poder después de Putin, el politólogo, no obstante, defiende que serán las élites las que auparán a un gobierno que intente restablecer la relación con los países occidentales.

Zubov defiende que la tarea de la comunidad internacional es poner a Rusia en la senda de la democracia y los derechos civiles, ya que solo esa será su garantía de paz.

audio

Relacionado