Vuelve el gallo lira a los Montes Metálicos después de 20 años

Tetřev hlušec, foto: David Palmer, Creative Commons 2.0

El gallo lira, una especie de ave amenazada en Chequia, ha vuelto a los Montes Metálicos, en el noroeste del país, tras 20 años de ausencia. Las autoridades forestales tratan ahora de generar las condiciones idóneas para su permanencia.

El gallo lira, foto: David Palmer, Creative Commons 2.0
El gallo lira común es una gallinácea distribuida sobre todo por Rusia y Escandinavia, aunque también en algunos lugares de Europa Central. En los Montes Metálicos (Krušné hory), la cordillera que marca la frontera con Alemania en el noroeste de la República Checa, la especie desapareció hace 20 años, después de un declive iniciado en los años 90.

Ahora, al igual que otras especies de más renombre, como el lobo o el oso, el gallo lira está comenzando a recuperar sus hábitats de antaño. La vuelta de la especie a estos montes, en concreto a su meseta central en Červená Cesta, es ya oficial, y desde la empresa pública Bosques de la República Checa, que gestiona esta área forestal, se ha empezado a resolver el problema de cómo asegurar la permanencia de esta gallinácea.

De momento se ha creado una zona con el hábitat idóneo para que el gallo lira anide y se reproduzca, explica el guardabosques Pavel Rus.

Pavel Rus, foto: archivo de Pavel Rus
“Hemos aplanado el terreno con una fresadora y hemos plantado el tipo de herbáceas que mejor conviene al gallo lira. Realmente hemos deforestado totalmente esta zona. Ahora el gallo lira ocupa de forma habitual esta llanura, anida aquí y este año ya han nacido los primeros pollos”.

En total se trata de un área de 10 hectáreas cuya adaptación ha costado al Ministerio de Medio Ambiente unos 37.000 euros. En los próximos seis años se pagarán 300.000 euros más para la transformación de otras 30 hectáreas.

Precisamente el entorno tiene una importancia crucial en el desarrollo de la especie. El mayor número de gallos liras en esta cordillera se registró en los años 80, cuando debido a la polución en varias áreas murieron los abetos y estos fueron sustituidos por abedules, un árbol más conveniente para la especie, explica Rus.

El abedul, foto: Grethe Boe / Stock.XCHNG
“El abedul es un tipo de árbol que el gallo lira necesita para vivir. Se alimenta de los amentos, de sus yemas. Y el abedul además necesita estar en una llanura. Así que era el estado ideal para que el gallo lira apareciera y comenzara a reproducirse. En la primera mitad de los años 90 había en alrededor de mil hectáreas cientos de gallos lira. Cuando uno se metía entre los abedules, los gallos empezaran a aletear como si uno se estuviera metiendo en un gallinero”.

En los años siguientes sin embargo los abedules empezaron a morir congelados y a caerse. Con su merma y el aumento de predadores, comolos zorros, los jabalíes y los tejones, el número de gallos lira se fue reduciendo hasta su total desaparición.

No obstante su vuelta parece que será para largo. El proyecto de recuperación, iniciado hace dos años, está teniendo éxito, como demuestra que se haya confirmado la presencia este primavera de unos 300 ejemplares. Además de en los Montes Metálicos se están preparando terrenos para el gallo lira también en las Montañas Jizera.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio