Viajar por la República Checa

Viajar por la República Checa es fácil, ya sea en coche, tren, autobús o transporte público urbano.

La autopista D1 | Foto: Ředitelství silnic a dálnic ČR

La República Checa dispone de una red de autopistas, pero no todas se encuentran en buenas condiciones, como es el caso de la autopista D1 que conecta las tres ciudades más grandes del país; Praga, Brno y Ostrava. Especialmente el tramo más antiguo de la autopista entre Praga y Brno no se encuentra en una condición ideal, por lo que se convierte frecuentemente en objeto de bromas. Las autopistas se señalan con una letra D mayúscula y un número. Por su parte, las carreteras se dividen en tres clases. La viñeta de peaje es electrónica. El precio de la viñeta de peaje anual para los vehículos de menos de 3,5 toneladas es de 1 500 coronas checas (aproximadamente 58 euros), la mensual cuesta 440 coronas checas (aproximadamente 17 euros) y por diez días se pagan 310 coronas checas (aproximadamente 12 euros). Los vehículos eléctricos y los conductores con tarjeta ZTP (Discapacidad Particularmente Grave) o ZTP/P (Discapacidad Particularmente Grave con Guía) están exentos del peaje en autopistas. El sistema de peaje en la República Checa aplica a camiones y autobuses de más de 3,5 toneladas de peso y se requiere en determinados tramos de autopistas y carreteras de primera clase.

El metro de Praga | Foto: Lenka Žižková,  Radio Prague International

El transporte público opera en más de cien ciudades checas. Por lo común, se compone de autobuses y en las ciudades más grandes también de tranvías o trolebuses que circulan, por ejemplo, en la ciudad de Ostrava. El metro opera solamente en Praga y consta de tres líneas A, B y C. En la actualidad, se negocia la construcción de una cuarta línea. En todas las ciudades grandes, los tranvías circulan también en horario nocturno, algo no demasiado común en otros países. Muchos extranjeros aplauden el transporte público en Praga por su sistema de fácil orientación, su amplia red y su horario preciso.

Foto: Lenka Žižková,  Radio Prague International

En lo que respecta al transporte ferroviario, el transportista principal es la compañía Ferrocarriles Checos (České dráhy). La red ferroviaria es bastante extensa, pero algunas conexiones son demasiado prolongadas. Existen también empresas privadas como RegioJet o Leo Express que ofrecen conexiones principalmente entre ciudades más grandes. A partir de 2018, los estudiantes menores de 26 años y las personas jubiladas mayores de 65 años tienen derecho al 75% de descuento en las tarifas de tren y autobús. El mercado de autobuses de larga distancia es dominado por RegioJet y Flixbus.

Respecto al reconocimiento de permisos de conducir extranjeros, a los ciudadanos de la Unión Europea, Suiza, Liechtenstein y Noruega se aplican las mismas normas que a los ciudadanos checos.

Foto: Lenka Žižková,  Radio Prague International
palabra clave:
audio

Relacionado

  • Chequia en detalle

    Información básica de la República Checa – desde la política hasta la vida cotidiana