Veterinarios no lograron salvar la cría de gorila

r_2100x1400_radio_praha.png

Miles de checos aguardaban con mucha expectación el nacimiento de la cría gorila en el Jardín Zoológico de Praga. No obstante, el parto se complicó inesperadamente y los veterinarios no pudieron hacer nada para salvar la vida al pequeño gorila.

La reproducción de los gorilas criados en los jardines zoológicos es un asunto muy complicado. Cada año nacen en las jaulas de los jardines zoológicos tan sólo unas 30 nuevas crías gorilas en todo el mundo. Por eso el parto de la hembra Kamba, de 34 años de edad, generó mucha expectación. Por medio de Internet decenas miles de personas observaban el programa de la Radio Checa que transmitía continuamente las imágenes de la jaula de los monos.

La hembra Kamba empezó a parir el miércoles de madrugada y al principio todo indicaba que el parto continuaría sin complicaciones. No obstante, después de dos horas la hembra rompió por accidente el cordón umbilical y el feto murió por falta de oxígeno. Vít Kahle, portavoz del Jardín Zoológico de Praga, explica que desde ese momento los médicos se esforzaron para salvar la vida a la madre gorila.

"Los médicos lograron afortunadamente sacar el feto muerto desde el útero de la hembra sin operarla. Poco después la hembra Kamba estuvo amenazada por un paro cardíaco causado por el difícil parto. Sin embargo, el grupo de médicos lograron mantenerla con vida".

Según aseguran los veterinarios, la hembra gorila se encuentra actualmente en un pabellón especial y su condición de salud es estable. Los criadores del Jardín Zoológico de Praga festejaron dos años atrás el nacimiento del gorila Moja, primera cría de esa especie nacida en la República Checa.

Si todo resulta bien, los amantes de los gorilas se pueden consolar con una nueva cría de gorila ya en mayo de ese año. La hembra Kijivu, madre de la cría Moja, nacida en el mismo jardín zoológico, está preñada.