Veteranos checos vuelven a Irak y Afganistán contratados por agencias de seguridad

Foto ilustrativa: army.cz

Los veteranos checos de Afganistán e Irak son altamente cotizados por las agencias privadas de seguridad. Cada vez más compañías internacionales emplean a antiguos soldados para garantizar la protección de sus clientes.

Radek Duchek vivió en carne propia el infierno de la lucha contra los talibanes en Afganistán. Fue miembro de las unidades especiales de la Policía Militar, pero de vuelta en el país las posibilidades de encontrar trabajo fueron limitadas o nulas.

Gracias a su experiencia y capacidades, Radek Duchek se desempeña hoy como instructor en una agencia internacional de seguridad y sostiene que son muchos los interesados en reclutar veteranos checos de guerra.

“Los checos son capaces de reaccionar rápidamente a las situaciones surgidas de manera imprevista. Creo que somos una nación de personas que saben improvisar y eso sirve de mucho en el combate”.

Radek Duchek, foto: ČT24
Las agencias privadas buscan a los veteranos porque conocen perfectamente los escenarios de guerra donde habían servido durante las misiones de las Fuerzas Internacionales.

Los llamados cazadores de veteranos, como por ejemplo George Firth, sostienen que la República Checa es una fuente ideal de recursos. Se trata de un país miembro de la OTAN que entrena a unidades especiales de lucha contra el terrorismo y cuando los veteranos dejan el Ejército son altamente cotizados por las agencias.

Los veteranos vuelven a escenarios de guerra muy bien conocidos por ellos en Irak y Afganistán donde garantizan protección a civiles y convoyes. Sus vidas corren el mismo peligro que la de los soldados de los Ejércitos regulares y son blanco buscado por las fuerzas insurgentes.

Después de un duro entrenamiento que lo llevó hasta la unidad elite de paracaidistas, František Stejskal participó en misiones internacionales, pero después de regresar al país estuvo dos años sin trabajo.

George Firth, foto: ČT24
Al igual que muchos otros Stejskal fue contactado por una agencia de seguridad y hoy asiste a los entrenamientos que realiza Radek Duchek que le ayudarán a conseguir una licencia internacional como guardaespaldas profesional en zonas de conflicto.

El Ministerio de Defensa tiene en marcha un programa de recualificación para veteranos, muchos de los cuales se ven beneficiados con recursos económicos para la consecución de licencias internacionales.

palabra clave:
audio