Un nuevo sistema ayudará a predecir los efectos del cambio climático en Chequia  

Illustrationsfoto: Tumisu, Pixabay / CC0

Ocho importantes instituciones científicas han iniciado el proyecto Perun, que estudiará a fondo el impacto de la falta de lluvias o la deforestación en el medio ambiente de la República Checa.

Perún, como se llama en castellano al dios del trueno y del rayo de la mitología eslava, da nombre a un proyecto para predecir al detalle los probables efectos del cambio climático a los que se enfrenta la República Checa.

Radim Tolasz, foto: Šárka Ševčíková

En la primera fase los científicos conformarán diferentes escenarios de evolución en la geografía checa basándose en el modelo internacional de Aladin, usado por el Instituto Meteorológico Checo y en el que participan 15 países europeos y del norte de África.

Pero el sistema Perun, al centrarse únicamente en la República Checa, será mucho más detallado, explicó a la Radio Checa el climatólogo Radim Tolasz, del Instituto Meteorológico Checo.

“En este modelo vamos a poder establecer mejor donde hay bosques, campos de cultivo o aglomeraciones urbanas. Desde este punto de vista, este modelo será más preciso que el europeo, en el que el territorio checo aparece alisado. Por ejemplo, la altura máxima que da para las montañas Beskides es de 800 metros sobre el nivel del mar y en Šumava de 600 metros”.

Šumava, foto: Aktron, CC BY 3.0

Tolazs asegura que algo así es normal en el funcionamiento de estos modelos, pero que el mayor detalle de las características geográficas checas que tendrá Perun, resultarán también en una mayor calidad de sus predicciones.

“Vamos a tener más resultados de escenarios climatológicos posibles. Esto por un lado nos permitirá especular sobre un mayor número de probabilidades a las que se puede llegar. Y, por otro lado, podremos sacar modelos basados en diferentes experimentos. Por ejemplo, podemos ver qué pasaría si aumentase o disminuyese la extensión de los bosques de la República Checa en un 10%. U otro ejemplo: ¿qué pasaría si logramos retener más agua en una región? ¿Las áreas con manantiales tendrían realmente más humedad? ¿O el agua fluiría más rápido fuera de la República Checa? Se trata de ver qué sucede y cómo reacciona el modelo climático”.

Foto ilustrativa: SplitShire, Pixabay / CC0

Un total de 150 científicos participan en este proyecto entre climatólogos, hidrólogos, meteorólogos y agroclimatólogos, entre otros. Todos ellos procedentes principalmente del Instituto de Meteorología, varios institutos de la Academia de Ciencias, distintas facultades de la Universidad Carolina de Praga, los Servicios de Investigación Geológica y el Instituto de Investigación Hidrotécnica T. G. Masaryk.

A pesar de que Perun sean las siglas en inglés del nombre del proyecto (Predicción, Evaluación e Investigación para la Comprensión de la Sensibilidad Nacional y los Impactos de la Sequía y el Cambio Climático para Chequia), el nombre elegido no es, ni mucho menos, casual. El dios eslavo del trueno y del rayo, cuyos atributos eran, entre otros, la montaña, el roble y el firmamento, representa a este gran equipo de científicos, asegura Radim Tolasz.

Foto: Vít Pohanka

“Queríamos encontrar unas siglas que tuvieran que ver con la meteorología y la climatología. El dios del trueno Perún nos pareció una buena opción. Cuando un rayo cae en alguna parte en la naturaleza, algo sucede. Esa es nuestra forma de afrontar este proyecto. Hay una gran cantidad de modelos de instituciones extranjeras. Pero el último dedicado especialmente a la República Checa es de hace diez años. Es el momento de actualizarlo y que su impacto sea como el de un rayo y un trueno”.

El Ministerio de Medio Ambiente avala el proyecto Perun, cuyos primeros resultados se esperan para finales del año que viene. El ministro de la cartera, Richard Brabec, considera que se trata de un proyecto de inmensa importancia que ayudará al país en la difícil tarea de adaptarse a los desafíos del cambio climático.