Un nuevo libro cuenta el primer encuentro de Václav Havel con el Dalái Lama y mucho más

La historia de cómo Václav Havel y el Dalái Lama se reunieron por primera vez en Checoslovaquia. La huella que dejaron su encuentro y su amistad en la diplomacia internacional y cómo influyeron en la percepción de los checos del Tíbet. Esos son algunos de los temas que explora un nuevo libro que debería llegar a las librerías en Navidad.

Václav Havel y el Dalái Láma | Foto: WestGuru,  Wikimedia Commons,  CC BY-SA 4.0

Un nuevo libro titulado Spolu ('Juntos') explora el primer encuentro de Václav Havel, el antiguo presidente checo y checoslovaco, y el Dalái Lama. A través de fotografías, testimonios, entrevistas y correspondencia acerca la fascinante amistad entre los dos hombres y el impacto que esta tuvo en Chequia, el Tíbet y todo el mundo.

La obra reconstruye una imagen de la vida en Checoslovaquia después de la Revolución de Terciopelo y ofrece un testimonio del desarrollo de su sociedad en un ambiente de represión política y espiritual.

La publicación del libro la coordina la organización Češi Tibet podporují (“Los checos apoyan al Tíbet”) y colaboran en su creación numerosas personas. Una de ellas es la escritora y periodista Kateřina Procházková. En entrevista con Radio Praga Internacional ofreció una explicación de los motivos que la llevaron a participar en el proyecto.

Kateřina Procházková | Foto: Khalil Baalbaki,  Český rozhlas

“En mi opinión es un tema que no se ha desarrollado lo suficiente. Es un tema muy interesante y con mucha incursión, porque el libro no trata solo del primer encuentro de Su Santidad el Dalái Lama con Václav Havel, sino también sobre todos los que siguieron, lo que significaron, su impacto en la política exterior checa y la política tibetana en el exilio, sobre la situación actual en el Tíbet y sus habitantes. Pero tocamos también temas como la vida pública en Chequia. Descubrimos momentos e ideas inspiradoras que compartieron con nosotros algunos testigos de los acontecimientos. Y consideramos que hace falta recordarlos”.

Desierto espiritual checo

La propia historia de cómo Havel y el Dalái Lama llegaron a encontrarse parece más bien una historia de detectives. El año es 1989 y un “indio misterioso”, como algunos lo describieron, se puso en contacto con los representantes del Foro Cívico y les transmitió a Václav Havel y a otros activistas un mensaje del Dalái Lama y su apoyo. La identidad del hombre ya se conoce y es solo una de las intrigas que rodean las vidas de Havel y el Dalái Lama que aparecen en las páginas del libro.

Dalái Lama en febrero de 1990 | Foto:  ČT24

La famosa visita tuvo lugar en febrero de 1990, apenas tres meses tras la Revolución de Terciopelo y aún menos tiempo después de que Havel invitara al Dalái Lama a Checoslovaquia en su discurso de Año Nuevo. En el mismo en el que envió una invitación también al Papa y a los Rolling Stones.

Según cuenta Procházková, además de la curiosidad de Havel de conocer a los líderes religiosos, las invitaciones cumplían también una especie de misión espiritual.

“Havel por supuesto quería encontrarse con estas personalidades, pero supuestamente tenía también un motivo espiritual. Sentía que Chequia había quedado espiritualmente resecada después de los años de comunismo, faltaban organizaciones religiosas y también la fe en la fe. Y por eso Václav Havel inició estos encuentros y este diálogo con líderes religiosos”.

Palacio del Elíseo | Foto:  Departamento de Estado de los Estados Unidos,  Flickr,  dominio público

Procházková explica asimismo que, a diferencia de hoy, en aquel entones el Dalái Lama era básicamente un desconocido para el mundo occidental. Por el contrario, Václav Havel se había ganado bastante renombre y su amistad le abrió al Dalái Lama las puertas a Gobiernos y sitios de influencia, como la Casa Blanca o el Palacio del Elíseo. La amistad resultó siendo mutuamente beneficiosa tanto para Havel y Chequia como para el Dalái Lama y el Tíbet.

La primera visita fue un paso importante que permitió entablar relaciones entre ambos países y se formó una plataforma para la creación de grupos, debates y eventos, siendo el más famoso probablemente el Foro 2000, que se celebra cada año y con frecuencia cuenta con la participación del propio Dalái Lama. La amistad ayudó también a abrir un debate sobre la democracia y los derechos humanos y marcó el principio de la tradición del izamiento de la bandera tibetana en Chequia, por ejemplo.

Una conexión instantánea

Foto: Martina Schneibergová,  Radio Prague International

De acuerdo con Procházková, fueron también los rasgos comunes en la historia de ambos países, los que contribuyeron al desarrollo de las relaciones entre Chequia y el Tíbet. No obstante, las declaraciones de los que estuvieron presentes en los encuentros de Havel y el Dalái Lama, sugieren que los hombres tenían bastante en común también a nivel personal. Procházková destaca que sus encuentros tuvieron poco que ver con la rigidez típica para las visitas oficiales.

“Supuestamente se trató de una amistad muy estrecha desde el inicio. Desde el primer encuentro se sentían muy cercanos, tuvieron una conexión inmediata. Algunos decían que era como si se conocieran de otras vidas. Su primera reunión fue como la de viejos amigos después de muchos años, no había momentos de silencio o torpeza como suele pasar en los encuentros diplomáticos. Así que seguramente fue muy inspirador para ambos”.

De acuerdo con Procházková, además de respeto mutuo, Havel y el Dalái Lama compartían asimismo un similar sentido del humor. Y los autores han querido que este estuviera presente también en el libro. La energía positiva y el optimismo rebosa de la fotografía seleccionada para la portada el libro, al igual que de muchas otras incluidas en las páginas y tomadas por destacados fotógrafos checos e internacionales.

Lobsang Sangay | Foto: Akkkanksha,  Wikimedia Commons,  CC BY 3.0

El libro, que será publicado por la editorial Vyšehrad este invierno, ofrece palabras por parte del hermano del antiguo presidente, el recién fallecido Ivan Havel, su esposa Dagmar, el antiguo ministro de Relaciones Exteriores checo, Karel Schwarzenberg, al igual que de personalidades extranjeras, como el primer ministro del Gobierno tibetano en el exilio, Lobsang Sangay, y de numerosos periodistas y especialistas, como el comentarista del periódico The Economist Edward Lucas, la periodista y experta en el Tíbet Kate Saunders o la sinóloga Kamila Hladíková.

Según cuenta Procházková, la primera edición en llegar a las librerías estará en inglés y en checo.

Kateřina Bursíková Jacques | Foto: Ben Skála,  Wikimedia Commons,  CC BY-SA 3.0

“El libro será bilingüe, por el momento en checo y en inglés, aunque estamos considerando también otras mutaciones lingüísticas. La versión inglesa la edita mi compañero Greg C. Bruno, conocido periodista y especialista en el tema del Tíbet, quien escribió también un libro sobre el Gobierno tibetano en exilio. Yo soy la encargada de la versión checa y el proyecto entero lo respalda Kateřina Bursík Jacques, de la organización Češi Tibet podporují (“Los checos apoyan al Tíbet”), de quien fue la idea de escribir este libro e investigar el tema. Estamos planeando también más actividades, como una exposición de las fotografías incluidas en el libro y de las que no entraron. Y debates sobre este y otros temas”.

Impulsar un debate sobre los derechos humanos

La fecha de la publicación del libro no ha sido elegida de manera accidental, ya que el 18 de diciembre Chequia conmemorará el décimo aniversario de la muerte de Václav Havel. Los autores esperan que todo vaya de acuerdo con el plan ya que, como muchos otros sectores, el mundo editorial se ha visto afectado por la pandemia.

De acuerdo con los autores, algunos disuadían a Havel del encuentro con el Dalái Lama, ya que sabían que la invitación del entonces recién laureado Premio Nobel da la Paz sería interpretada como una provocación contra China. No obstante, Havel percibía al Dalái Lama como a una persona afín y un promovedor de la paz. Mensaje que sigue en vigor hoy en día, ya que la situación en el Tíbet es, posiblemente, incluso peor que en los años noventa.

Según Procházková, la propaganda china, sistemática y refinada, está ganando cada vez más fuerza  y está siendo utilizada no solo para influir en los propios habitantes del Tíbet, sino también en el mundo occidental. Y muchos están empezando a creerse las palabras de las autoridades chinas que afirman estar salvando a los tibetanos de la pobreza y ofreciéndoles educación, explica Procházková.

Foto: Martina Schneibergová,  Radio Prague International

“Lamentablemente, muchos observadores y periodistas occidentales están empezando a seguir esta narrativa china y se creen la imagen de un Tíbet antiguo, feudal y esclavista que se está transformando en algo nuevo y floreciente, bajo la gentil dirección del Partido Comunista de China y su presidente Xi Jinping. Por supuesto, la realidad es completamente diferente. Lo que está sucediendo en el Tíbet es una chinización masiva, que afecta por supuesto la religión, pero también aspectos más amplios de la vida social. Las nuevas medidas debilitan la identidad cultural, religiosa y étnica de los tibetanos. Y no solo de ellos, el mismo problema afecta a los uigures y otras minorías”.

Los autores esperan que, igual que Václav Havel y el Dalái Lama lograron abrir un debate sobre la democracia hace 30 años, también el nuevo libro ayude a echar luz sobre la opresión actual de las minorías en China. Además de compartir fascinantes historias de los dos hombres, cuya amistad entró en la historia.