Un grupo de senadores trata de obstaculizar la nueva ley antitabaco checa

Foto: CC0 / Pixabay

Un grupo de 20 senadores checos presentará un recurso de queja ante el Tribunal Constitucional para obstaculizar la entrada en vigor de la ley antitabaco el próximo 31 de mayo. Los senadores argumentan que la norma atenta contra las libertades de los ciudadanos.

Foto: CC0 / Pixabay
La ley antitabaco fue durante varios años uno de los temas más debatidos por los legisladores checos. En un intento por darle largas al asunto fueron aprobadas normas ambiguas que dejaban lagunas que favorecían a los fumadores y por ende a la industria tabaquera.

Al igual que en otros países europeos, los primeros en poner el grito en el cielo fueron los dueños de bares y restaurantes que, en su cruzada contra la normativa, argumentaron que la ley antitabaco representaría la ruina del sector.

Era suficiente ver de qué manera se habían aplicado leyes similares en otros países, para darse cuenta de que los bares y restaurantes seguían existiendo en Europa, pero libres de aquella pesada cortina de humo.

Encabezados por Jaroslav Kubera, un total de 20 senadores anunciaron que presentarán un recurso de queja ante el Tribunal Constitucional porque la ley atenta contra las libertades de los ciudadanos, según explicó a la Radiodifusión checa.

Jaroslav Kubera, foto: Filip Jandourek, ČRo
“Hemos reaccionado de tal manera y conseguido el número de firmas suficientes para presentar un recurso de queja ante el Tribunal Constitucional. No está dirigido contra la ley antitabaco en su totalidad, pero sí contra el artículo que delega responsabilidades a unos por el comportamiento de otros”.

La nueva ley no se limita sólo al consumo de tabaco, sino que se extiende también al alcohol. El texto prohíbe la venta de alcohol en expendedores automáticos, eventos para niños, medios de transporte, exceptuando los autobuses de larga distancia.

Los senadores se oponen a estas limitaciones y alertan ante el artículo que estipula que la responsabilidad por los daños causados por una persona en estado de ebriedad recae sobre los dueños del local donde el involucrado consumió bebidas alcohólicas.

Kubera y los demás senadores aseguran que la ley antitabaco perjudicará las inversiones de miles de dueños de bares y restaurantes, al tiempo que representa un ataque frontal contra la economía de mercado.

Los promotores de la ley sostienen que con su actitud el grupo de senadores trata de obstaculizar la ley antitabaco. A nivel europeo se han endurecido las leyes antitabaco y en un informe de la Comisión Europea se hace énfasis en que unas 700.000 personas mueren anualmente en los países miembros por causas del tabaquismo.