Tribunales absuelven a antiguo vice ministro de Defensa sospechoso de corrupción

Martin Barták, foto: ČTK

Los Tribunales absolvieron al antiguo vice ministro de Defensa Martin Barták este miércoles. Después de un proceso que tardó tres años, la Fiscalía no presentó pruebas fehacientes que confirmaran que el ex funcionario pidiera un soborno para facilitar la venta de camiones militares Tatra.

Martin Barták, foto: ČTK
Durante tres largos años el antiguo vice ministro de Defensa Martin Barták y el empresario Michal Smrž vivieron bajo sospecha de corrupción. Tuvieron que esperar tres años para que los Tribunales dictaran sentencia en un complejo caso de sospecha de cohecho.

Por falta de pruebas contundentes el ex político y el empresario fueron absueltos, aunque la Fiscalía presentó un recurso de apelación que puede poner todo nuevamente en movimiento.

Después de conocer el fallo, el ex vice ministro Barták confesó que volvía a confiar en el Estado de Derecho que durante el caso sufrió, desde su punto de vista, fuertes embestidas.

“Estoy muy satisfecho con el veredicto. Durante el proceso perdí la confianza en el Estado de Derecho, pero debo reconocer que la Justicia sigue funcionando. El Juzgado se comportó de manera correcta y puedo decir que estoy muy contento de que en el país se respete el Estado de Derecho”.

Martin Barták compareció ante los Tribunales por sospechas de corrupción. Fue inculpado de pedir un soborno de unos 5.000.000 de dólares durante una negociación para la venta de camiones militares Tatra para las Fuerzas Armadas checas.

Foto: ČTK
Se dijo que en una visita a EE.UU., como parte de una delegación oficial, el entonces vice ministro pidió a ejecutivos estadounidenses de la fábrica de camiones Tatra un soborno para favorecer a dicha empresa en una licitación para el Ejército checo.

Uno de los ejecutivos de la compañía automovilística era William Cabannis, quien años atrás se había desempeñado como embajador de EE.UU. en Chequia.

El antiguo diplomático fue uno de los testigos claves en el proceso, no obstante, presentó su denuncia dos años después de que supuestamente había ocurrido la solicitud de soborno.

En el banquillo de los acusados terminó también el empresario Michal Smrž, cercano a Barták, pero fue igualmente absuelto por los Tribunales. Ambos indicaron que emprenderán pasos para limpiar sus nombres y denunciar las arbitrariedades y atropellos por parte de la Fiscalía.