Tribunal califica de ilegal intervención del teléfono de un periodista

Janek Kroupa, photo: Khalil Baalbaki / Czech Radio

El Tribunal Supremo de la República Checa falló a favor del periodista de investigación Janek Kroupa de la Radiodifusión Checa y calificó de ilegal la decisión de un Tribunal Regional de permitir que le intervinieran el teléfono.

Janek Kroupa, foto: Khalil Baalbaki, ČRo

La presión contra los medios de comunicación va en aumento en la República Checa. El presidente de la República, Miloš Zeman, mantiene una guerra declarada contra los periodistas a los que acostumbra tildar de ineptos y de muchas cosas peores.

Durante un encuentro con la prensa durante una entrevista con el presidente de Rusia, Vladimír Putin, el mandatario checo dijo a manera de broma que habría que eliminar a los periodistas, a lo que su homólogo entre risas dijo que tal vez sería suficiente con reducir su número.

Pandur, foto: archivo Ejército Checo
No obstante, a favor de la libertad de prensa intervino el Tribunal Superior de la República Checa que calificó de ilegal la decisión del Tribunal Regional de la ciudad de Ostrava que había permitido que se pinchara el teléfono del periodista investigativo de la Radiodifusión Checa, Janek Kroupa.

El portavoz del Tribunal Regional, Lukáš Delong, defendió la decisión tomada por los jueces de la ciudad de Ostrava.

“Considero que el Tribunal Regional no descuidó sus obligaciones a la hora de justificar la toma de sus decisiones. Debo constatar que el veredicto de la instancia superior es algo excepcional”.

El periodista Kroupa se había negado a revelar quiénes habían sido sus fuentes en un caso de supuesta corrupción en una licitación pública para la adquisición de carros de combate Pandur para las Fuerzas Armadas checas.

El abogado Petr Toman, defensor de Kroupa, expresó que la decisión del Tribunal Superior había sentado las bases para que los fiscales y los jueces sean más cuidadosos con el respeto de la libertad de prensa.

“La novedad del caso, que podemos llamar innovadora, es que, además de reiterar que los periodistas tienen derecho a proteger sus fuentes, se hace énfasis en que el permiso de intervenir su teléfono debe ser tratado por los Tribunales de manera extraordinaria”.

Petra Procházková (2009), foto: ČTK/Horázný Josef
En el otro extremo topamos con el caso de la periodista Petra Procházková del diario Lidové Noviny que después de 22 años en ese periódico anunció que renunciaba, porque la dirección del mismo no fue capaz de protegerla ante la presión del primer ministro, Andrej Babiš.

Resulta que Babiš, antes de ocupar el cargo de primer ministro compró el Grupo Mafra, en el que figuran dos diarios, Lidové Noviny y Mladá Fronta Dnes. Babiš se hizo también de una estación de Radio. Los medios de comunicación, al igual que el complejo Agrofert están ahora en manos de un fondo fiduciario para evitar un choque de intereses.

De acuerdo con la periodista Procházková la versión online de Lidové Noviny publicó un texto que supuestamente era de una ONG que compartía la postura del primer ministro en contra de la acogida de niños sirios en el país, pero existen fuertes sospechas de que el artículo fue de la pluma del Despacho del Gobierno.

Al final el artículo fue retirado del servidor por orden del redactor jefe del diario, Procházková renunció y varios periodistas del rotativo han amenazado con seguir sus pasos.

palabra clave:
audio