Termina la huelga en Skoda Auto

Foto: CTK
0:00
/
0:00

Los sindicalistas y los directivos de la empresa Skoda Auto llegaron ayer a un compromiso. Los empleados aceptaron el aumento salarial del 12,7 por ciento hasta el fin del año 2008, poniendo punto final a la huelga.

Foto: CTK
Aunque el sueldo promedio de los empleados de Skoda Auto alcanza casi 730 euros y sobrepasa por 70 euros el sueldo promedio nacional, los sindicalistas solicitaron un aumento salarial del 17 por ciento y este martes declararon una huelga. Martin Jahn, director del departamento de personal de Skoda Auto, instó a olvidar las protestas y pasar página.

"No vale la pena hablar sobre la gravedad de las pérdidas causadas por la huelga. En realidad, no logramos fabricar algunos coches. Sin embargo, alcanzaremos a eliminar los retrasos en la producción y nuestros clientes ni siquiera registrarán lo ocurrido. La huelga es para nosotros un suceso ya terminado y no vamos a volver a ese tema."

Martin Jahn (Foto: CTK)
Según las informaciones accesibles, la producción de Skoda Auto bajó durante la huelga más de un 30 por ciento, lo que significa, que se fabricaron aproximadamente 900 vehículos menos de lo normal. Karel Potmesil, analista económico, explica que por una parte entiende bien los motivos de los empleados de Skoda Auto, pero sostiene que algunas de las exigencias no son muy razonadas.

"Las ganancias de Skoda Auto subieron un 40 por ciento y alcanzaron la cifra de casi 400 millones de euros en el año pasado. Los empleados reiteran que quieren participar de esos beneficios. Sin embargo, la declaración de los sindicalistas de que el objetivo de la huelga es perjudicar lo máximo posible la empresa parece un asunto absurdo".

Foto: CTK
Las protestas en Skoda Auto preocupan también a los políticos por que el siguiente éxito de los sindicalistas puede provocar una oleada de huelgas en otras empresas en la República Checa. No obstante, Martin Bursík, Vice Primer Ministro y Presidente del Partido de los Verdes, valora positivamente el compromiso alcanzado.

"Inmiscuirse en el proceso de negociación entre los sindicalistas y los empresarios no compete al gobierno. Sin embargo, nos alegramos de que la huelga llegara a su fin y creemos que no se extenderá a otras empresas".

La idea de declarar la huelga creció también entre los sindicalistas en la fábrica de electrodomésticos ETA. Los empleados de esa empresa solicitan un aumento salarial del ocho por ciento y expresan que las protestas pueden empezar la semana que viene.

palabra clave:
audio