Termina el estado de emergencia tras 189 días

Foto: Josef Vostárek, ČTK

Después de casi medio año concluyó en Chequia en la medianoche del domingo el estado de emergencia declarado por el Gobierno para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Mientras que esto significa un fin del cierre de los distritos y del toque de queda, otras medidas permanecen en vigor.

Foto ilustrativa: MirceaIancu,  Pixabay,  CC0

Tras 189 días, los checos amanecieron en un país donde ya no rige el estado de emergencia. A partir de este lunes, las restricciones introducidas para luchar contra el coronavirus se adoptarán a través de la Ley de Pandemias. Esta permite implementar toda una serie de medidas, pero no hace posible limitar el libre movimiento de los ciudadanos de Chequia, por lo que, el fin del estado de emergencia pone también fin al cierre perimetral de los distritos y el toque de queda.

La situación epidémica en la República Checa mejora gradualmente, pero los expertos se oponen aún a una suavización más marcada de las restricciones, por temor a un repentino brote de los contagios y por precaución tras ser detectados en el país los primeros dos casos de la mutación brasileña del COVID-19. En consecuencia, permanecen en vigor algunas medidas, incluido el cierre de los restaurantes y la mayoría de los comercios y también el uso obligatorio de mascarillas de mayor protección.

Foto: Josef Vostárek,  ČTK

Con el fin del estado de emergencia se vuelven a abrir también las escuelas, aunque solo para algunos alumnos. Vuelven a las aulas este lunes los niños de los primeros cinco grados del colegio y los del último año de preescolar.  Cada clase estará dividida en dos grupos que se alternarán cada semana en la educación presencial y telemática. Además, con la ayuda de sus o maestros, los niños deben realizarse pruebas de coronavirus regulares.

Para facilitar la vuelta a las clases, se abren este lunes también algunos comercios, como las papelerías o las tiendas de ropa y calzado infantil.

Foto: Josef Vostárek,  ČTK

Por primera vez desde diciembre, los interesados pueden volver a visitar los parques zoológicos y jardines botánicos, aunque estos solo podrán llenarse al 20 % de su capacidad. Adicionalmente, han recibido luz verde los mercadillos agrícolas.

Un tema que aún está por resolver son las reglas en torno al número de personas que se pueden reunir en espacios exteriores e interiores. Mientras que el antiguo ministro de Salud, Jan Blatný, había propuesto que se tratara de un máximo de 20 personas fuera y 10 personas dentro, el nuevo jefe de la cartera, Petr Arenberger, quiere endurecer la medida. El Gobierno checo debatirá este lunes su propuesta de limitar este máximo a dos personas, ya sea en el exterior o el interior.

Otro de los temas al que se dedicará el Gobierno es la posibilidad de reanudar actividades deportivas.

palabra clave:
audio