El Gobierno checo presenta un nuevo plan de vuelta a la vida normal

Ministro de Salud, Petr Arenberger

El Gobierno checo ha preparado un nuevo plan de desescalada y ha presentado seis paquetes de medidas que irá revisando y adoptando cada semana en función del número de nuevos contagios de coronavirus en el país.

Con la situación epidémica que sigue mejorando en Chequia el Gobierno ha presentado una nueva hoja de ruta que debería permitirle a los checos volver paulatinamente a la vida prepandémica.

Foto ilustrativa: Engin_Akyurt,  Pixabay,  CC0

El Gabinete ha presentado seis paquetes de medidas que podría ir adoptando de semana en semana si la situación en torno a la propagación del coronavirus lo permite. El primer paquete entró en vigor el pasado 12 de abril, cuando se reabrieron los comercios con ropa y zapatos para niños, las papelerías, algunos servicios y los espacios exteriores de los zoológicos y jardines botánicos.

El Gobierno se reunirá el lunes de cada semana para debatir la posible adopción del paquete que corresponda y el jueves decidirá definitivamente sobre su introducción, explicó el ministro de Salud, Petr Arenberger, para la Radio Checa.

Foto: Mircea Iancu,  Pixabay / CC0 | Foto: Mircea Iancu,  Pixabay,  CC0

“Los lunes informaremos bajo qué condiciones se adoptará el paquete en cuestión. Y después esperaremos hasta el jueves, cuando ya seremos capaces de evaluar la situación en base a los datos más actuales sobre las cifras de nuevos contagios por cada 100 000 habitantes y sabremos cuál es la carga del virus sobre la sociedad”.

Foto: Martina Klímová,  Český rozhlas

El segundo paquete podría introducirse a partir del lunes 3 de mayo. Este permitiría la reapertura de los comercios que aún permanecen cerrados, las visitas a galerías, museos y otros monumentos con excepción de visitas guiadas en grupo. Y también posibilitaría nuevamente algunos servicios de cuidados corporales, mientras solo se encuentre un cliente en el establecimiento, los presentes cuenten con un test negativo de coronavirus y lleven mascarilla. De acuerdo con el nuevo sistema del Gobierno, el paquete solo puede recibir luz verde en caso de que la incidencia a nivel nacional permanezca por debajo de 100 casos de contagio por cada 100 000 habitantes durante la última semana.

Tomáš Prouza | Foto: Khalil Baalbaki,  Český rozhlas

Algunos de los sectores más afectados por la pandemia, como la gastronomía y la hostelería tendrán que esperar hasta que se adopte el paquete número cuatro, es decir cuando se registren en Chequia menos de 75 casos de coronavirus por cada 100 000 habitantes. El jefe de la Unión de Comercio y Turismo, Tomáš Prouza, recibe el nuevo sistema con agrado, pero quiere debatir aún los pasos individuales. Considera, por ejemplo, que las terrazas de los restaurantes podrían abrirse antes del nivel cuatro. Advierte asimismo de que los hoteles o monumentos necesitarán ser informados de la reapertura con más antelación.

“Los comercios están listos para reaccionar en un plazo de tres días, sin ningún problema. En el caso de los hoteles, castillos y palacios es más importante que estén informados y no solo porque necesitan prepararse. También para que las personas empiecen a planear nuevamente sus fines de semana y reserven sus estancias en hoteles”.

Václav Stárek | Foto: Česká televize,  ČT24

El presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes, Václav Stárek, se muestra menos partidario del nuevo sistema de desescalada. Afirma que el Gobierno no consultó los pasos propuestos con la asociación y pone en cuestión el mismo derecho del Gabinete de seguir restringiendo las actividades económicas en el sector.

“Tenemos a nuestra disposición un análisis legal y estamos convencidos de que el Gobierno no puede limitar de esta manera a los emprendedores en una situación cuando yo na rige el estado de emergencia, como lo ha estado haciendo hasta el momento. En cualquier caso, estamos preparando una carta para el Ministerio de Salud e intentaremos iniciar un proceso administrativo en el asunto”.

Foto: Michaela Danelová,  Český rozhlas

Si la situación epidémica en Chequia no empeora de aquí al lunes, podrían regresar a los preescolares a partir del 3 de mayo todos los alumnos en las regiones de Hradec Králové, Karlovy Vary y Pilsen. Lo confirmó el ministro de Educación, Robert Plaga. Añadió que en las demás regiones de momento la situación permanece sin cambios. También en el sector de Educación la vuelta a las aulas se coordinará en base al número de contagios y seguirá el modelo lunes-jueves.

Chequia registró esta semana entre 2600 y 3800 nuevos casos de coronavirus al día, volviendo a niveles que se registraban en el país en septiembre del año pasado. Para acercarse aún más a la normalidad, las cifras deberán seguir bajando, hasta llegar a 50 contagios por cada 100 000 habitantes. En ese entonces volverían a abrirse las piscinas o los cines. Con solo 25 casos, el Gobierno debatiría la posibilidad de si, tras largos meses de pandemia, los checos pueden empezar a quitarse las mascarillas.

palabra clave:
audio