Termina el boom de las cervezas sin alcohol

Иллюстративное фото: Халил Баалбаки, Чешское радио

Poco a poco va terminando la época de oro de las cervezas sin alcohol en Chequia. Para refrescarse los checos prefieren tomar refrescos, zumos de fruta y agua mineral, según se desprende de un nuevo sondeo de la Unión de las Asociaciones de Bebidas Sin Alcohol (UNESDA).

Foto: Khalil Baalbaki, ČRo
El consumo de bebidas no alcohólicas creció un 6% en 2015 en la República Checa en comparación con el año anterior. El aumento, que se debió a un verano extraordinariamente caluroso, significa que cada checo bebió unos 212 litros de refrescos, según datos estadísticos.

Limonadas y gaseosas representan el 57% de las bebidas no alcohólicas consumidas en este país el año pasado. Mientras que el consumo de cerveza sin alcohol, tan popular en los años pasados, se va reduciendo levemente a nivel nacional.

“A los checos les gusta probar bebidas nuevas. Así que el boom de las cervezas sin alcohol ya pasó. La gente hoy bebe más zumos y néctares de fruta, mientras que el consumo de agua embotellada se mantiene más o menos igual”, explicó Zdeněk Huml, director de la Asociación de Productores de Bebidas Sin Alcohol.

Por otro lado, el consumo de bebidas no alcohólicas va en descenso a largo plazo en la República Checa. En 2008, año que marcó cifras récord, los checos consumieron 297 litros per cápita, mientras que en 2015 el consumo bajó a los mencionados 212 litros.

En una comparación a nivel europeo, los checos figuran en el medio de la clasificación. Alemania es el país con el mayor consumo per cápita, con 354 litros, mientras que a la zaga de dicha tabla se posiciona Lituania, con apenas 118 litros.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio