Sobotka: Praga coordinará con Berlín su postura respecto a temas comunitarios

Angela Merkel y Bohuslav Sobotka, foto: ČTK

La República Checa comienza una nueva era en la Unión Europea y tratará de armonizar al máximo con Alemania su postura respecto a temas comunitarios. Así lo resaltó el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, tras reunirse en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel.

Angela Merkel y Bohuslav Sobotka, foto: ČTK
El nuevo Gobierno checo será mucho más proeuropeo al anterior y desea participar activamente en la integración comunitaria.

Con ese mensaje llegó este jueves el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, a Berlín, donde se reunió con la canciller alemana, Angela Merkel.

“La República Checa quiere sumarse en el futuro a los países que están en el centro de la integración europea”, subrayó Sobotka en la capital alemana.

Angela Merkel y Bohuslav Sobotka, foto: ČTK
Angela Merkel aplaudió sobre todo el hecho de que Praga decidiera adherirse finalmente al Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria, firmado hace dos años por los miembros comunitarios, excepto la República Checa y Reino Unido.

La canciller alemana se mostró satisfecha por el cambio de opinión checa, aunque la ratificación del documento por el momento será de carácter simbólico, ya que las medidas incluidas en el Pacto Fiscal entrarán en vigor en Chequia recién en el momento de la entrada del país en la eurozona.

“Pero naturalmente ahora tendremos mejores condiciones para negociar al saber que tenemos opiniones similares”, señaló Merkel.

Angela Merkel, foto: ČTK
En cuanto a la situación en Ucrania, Sobotka y Merkel coincidieron en que es necesario llegar a una solución diplomática para solucionar la crisis en el país sacudido por los disturbios que se cobraron decenas de víctimas mortales y que desembocó con la intervención militar rusa en Crimea.

Sobotka criticó la postura rusa en el conflicto y reiteró que Moscú debe respetar la soberanía de Ucrania. De todas formas, agregó que aún no ha llegado el momento para introducir sanciones económicas respecto a Rusia.

Bohuslav Sobotka, foto: ČTK
A pesar de coincidir en la mayoría de los temas europeos entre Chequia y Alemania, existen entre ambos países algunos puntos de desencuentro como la estrategia energética.

Sobotka resaltó que Praga no copiará la decisión alemana de cerrar las plantas nucleares y tildó de demasiado atrevido el proyecto de la Comisión Europea que supone que las fuentes renovables de energía alcancen un 27% de la producción energética total antes del año 2030.