“Si nos tomamos en serio la defensa nacional, debemos aceptar que costará mucho dinero”

Mi-24

El general Aleš Opata, exjefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Checas, considera indispensable la modernización del sector militar. Insistió que para ser un aliado confiable y eficaz dentro de la OTAN, no hay que escatimar esfuerzos y dinero.

Aleš Opata | Foto: Anna Duchková,  Český rozhlas

La necesaria modernización de las Fuerzas Armadas Checas es uno de los temas que desde hace unos años preocupa al Ministerio de Defensa. Más en vista de los compromisos con la OTAN. No obstante, la mayor limitación la representa el presupuesto disponible, ya que en los últimos decenios se presentaron otras circunstancias inesperadas que se llevaron una gran cantidad de dinero, como las grandes inundaciones o la pandemia de coronavirus.

La actual guerra en Ucrania demostró, sin embargo, que los países europeos deben reforzar su capacidad defensiva, según recalcó el general Aleš Opata, exjefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Checas, en entrevista para la Radio Checa.

“La modernización de las Fuerzas Armadas Checas comenzó hace unos cinco años porque su equipamiento era muy anticuado debido a las limitaciones presupuestarias. Fue elaborado un plan de modernización a largo plazo a fin de cumplir también nuestros compromisos con la OTAN, pero éste se fue cumpliendo de forma lenta. La guerra en Ucrania representó un claro mensaje de que el sector necesita disponer de medios financieros suficientes para un mejor equipamiento”.

Foto ilustrativa: Marek Studzinski,  Unsplash,  CC0

Como acotó el general Opata, el primer paso fue la modernización del parque de helicópteros militares y de los sistemas de defensa antiaérea, pasando a las armas de fuego. Actualmente se avanza en la modernización de los sistemas de defensa contra misiles balísticos y de artillería.

Entre otros proyectos clave figura la adquisición de 24 nuevos aviones supersónicos, promovida por el Ministerio de Defensa. Chequia dispone actualmente de 14 aviones supersónicos Gripen, alquilados de Suecia, lo que es relativamente poco, de acuerdo con el general Opata.

“Desde siempre habíamos dicho que necesitamos disponer de 24 aviones militares supersónicos. Las negociaciones sobre los Gripen transcurrieron en momentos cuando la República Checa fue azotada por fuertes inundaciones, cuyas secuelas requerían grandes inversiones del presupuesto nacional. Por falta de finanzas se decidió entonces alquilar al menos 14 aviones Gripen. No obstante, para garantizar la capacidad defensiva de Chequia y cumplir con nuestros compromisos frente a la OTAN, necesitaríamos disponer de 24 aviones supersónicos”.

F-35 | Foto: Alexander Cook,  U.S. Air Force,  Wikimedia Commons,  public domain

Varios expertos indican que la adquisición de nuevos aviones militares supersónicos costará cientos de millones de euros y otros millones se necesitarán para su explotación, muchos más de lo que requería el funcionamiento de los aviones más antiguos. Se trataría entonces de la mayor inversión para fines militares en la historia moderna de Chequia. Aleš Opata insiste en que los tiempos avanzan y también las tecnologías, y que para tener la necesaria capacidad defensiva hay que invertir en ellas.

“Hay que tener en cuenta que se trata de aviones de quinta generación, con sistemas de armas sofisticados, como es, por ejemplo, el avión de combate estadounidense F-35. Y lo que mantiene la seguridad en Europa y la seguridad en el marco de la Alianza Atlántica, es la superioridad tecnológica. Ante este hecho no podemos cerrar los ojos. O sea, que hablamos de tecnologías y hablamos de si tomamos realmente en serio la defensa de la República Checa. Y si la tomamos en serio, debemos aceptar que esto costará mucho dinero. Es como si se quiere el mejor seguro de coche. Es lo mismo”.

Además de aviones, Defensa planea adquirir nuevos vehículos con orugas blindados, tema que quiere negociar con el gobierno sueco.