Chequia invertirá un máximo histórico en la modernización su ejército

Foto: archivo del Ejército Checo

En los primeros cinco meses del año, el Gobierno ha comprado tecnología militar por casi 220 millones de euros. En lo que resta del año, planea gastar otros 2580 millones. Se trata de una adquisición récord en la historia del Ejército checo.

Foto: Flickr, DVIDSHUB, CC BY 2.0

Desde principios del año, el Ministerio de Defensa de la República Checa ha adquirido fusiles, chalecos antibalas y sistemas de seguimiento. La compra será la mayor de su historia y reforzará considerablemente la posición de Chequia dentro de la OTAN. El Ministerio está procesando asimismo la compra de más unidades, por ejemplo, de vehículos de infantería.

Según indicó Lubor Koudelka, responsable del departamento de armamento y adquisiciones del Ministerio de Defensa, la modernización del ejército cuenta actualmente con un gran apoyo político. Sus palabras fueron confirmadas, entre otros, por el presidente del Partido Cívico Democrático, Petr Fiala.

Petr Fiala, foto: Michaela Danelová, ČRo
“No son recursos malgastados. Es dinero, que, utilizado bien, puede ayudar también a empresas checas. Y nosotros tenemos que invertir en el ejército”.

El ministro de Defensa, Lubomír Metnar, confirmó para la Televisión Checa que la mayoría de los pedidos del Ejército checo serían suministrados por empresas del país. Indicó asimismo que aún en caso de ser extranjeras, la industria checa se vería involucrada.

“El 90 % de los contratos han sido cerrados con empresas checas. En caso de comprar material del extranjero, exigimos la participación de la industria checa en un tercio como mínimo“.

Desde principios del año, el Ministerio ha encargado el suministro de 40 000 fusiles BREN de segunda generación que se han mostrado satisfactorios en entrenamiento al igual que en misiones en el extranjero. Con la adquisición de chalecos antibalas y sistemas de seguimiento Věra NG, la inversión ha alcanzado más 220 millones de euros.

Adicionalmente, está previsto iniciar el procedimiento de selección para la compra de sistemas de defensa de corto alcance y cañones autopropulsados, por un importe adicional de 185 millones de euros. Ambos encargos deberían finalizarse en lo que queda del año.

Lubomír Metnar, foto: EU2018BG Bulgarian Presidency, Flickr, CC BY 2.0
Según confirmó Koudelka, en 2020 debería concluirse asimismo el encargo de nuevos vehículos de infantería por casi 1920 millones de euros. El ejército está decidiendo entre los vehículos suecos CW-90, los austro-españoles Ascot y los Lynx alemanes. Con dos vehículos de terreno por 73 millones de euros, las adquisiciones totales del Ministerio rondarán este año un máximo histórico de 2765 millones de euros.

El presupuesto de las fuerzas armadas no se ha visto perjudicado por los recortes del Gobierno ocasionados por la pandemia del coronavirus. Según Metnar, cualquier ahorro en torno al presupuesto de defensa sería inaceptable, ya que el ejército ha estado subfinanciado a largo plazo. Según comentó el jefe del Estado Mayor del ejército, Aleš Opata, en una rueda de prensa a mediados de mayo, recibir apoyo financiero estable es vital.

“Si fueran a producirse fluctuaciones en la modernización del Ejército de la República Checa, significaría que algunas de las tropas dejarían de ser aptas para el combate”.

Los países miembros de la OTAN se comprometieron en 2014 a aumentar sus presupuestos de defensa. Según acordaron, los que aún no invierten el 2 % de su PIB nacional, deberán esforzarse por lograrlo a más tardar en 2024.

Para el año 2021, se prevé un crecimiento del presupuesto a cerca de un 1.4 % del PIB. Los representantes checos confirmaron en repetidas ocasiones, que Chequia cumpliría con la norma recomendada del 2 % dentro del límite establecido.

Foto: archivo del Ejército Checo