Se celebra el vigésimo aniversario de la Radio Europa Libre en Praga

La sede de la Radio Europa Libre en Praga, foto: Archivo de Radio Praga

El miércoles se celebró el vigésimo aniversario del lanzamiento de las emisiones de Radio Europa Libre desde Praga. Fundado por Estados Unidos, este medio de comunicación es un símbolo de la Guerra Fría. Las emisiones de Radio Europa Libre terminaron en la República Checa en 2002.

Foto: ČT24
Durante la Guerra Fría mucha agente en Checoslovaquia y diferentes lugares del Bloque del Este sintonizaban de forma ilícita la Radio Europa Libre, una emisora fundada originalmente por la CIA que emitía más allá de la cortina de hierro desde Alemania occidental.

El ex-presidente de la Radio Europa Libre, Kevin Klose, recalcó que la caída del comunismo en Europa del Este llevó a la emisora americana a adquirir un nuevo rol.

Radio Free Europe en Múnich, foto: Archivo de RFE
“Estuvimos en Múnich desde los años 50. Después de la caída del Muro de Berlín se vivió una auténtica integración entre el Este y el Oeste y las radios necesitaron trasladarse entre las diferentes regiones. El presidente checo Havel envió una carta a Clinton invitando a las radios. Havel tenía en mente el antiguo parlamento de la época comunista para la radio y cuando obtuvo la aprobación de la administración de Clinton no dudó en realizar el traslado rápidamente”.

Klose comentó que Václav Havel le contó una vez que tener la Radio Europa Libre en Praga equivalía a tres divisiones de la Organización Transatlántica del Atlántico Norte. Havel consideraba muy positivo el traslado de la Radio y era, a su entender, una manera del país de integrarse en Europa.

La sede de la Radio Europa Libre en Praga, foto: Archivo de Radio Praga
Después de los ataques del 11 de septiembre, la sede de la radio fue protegida con barreras de cemento y vehículos blindados y en el 2002 terminaron las emisiones. Hoy en día la emisora sigue funcionando en 28 lenguas diferentes y transmite a 21 estados, la mayoría en Asia, pero sigue teniendo como objetivo algunos países europeos en los que aún no está presente como Bielorrusia o Ucrania.