Resumen de la Prensa Checa

Foto: CTK
0:00
/
0:00

El peligro de un ataque terrorista a objetivos en la capital checa sigue acaparando la atención de los rotativos nacionales. Mladá Fronta Dnes destaca en su portada que la pista noruega que ha desencadenado en Praga una operación antiterrorista sin precedentes está adquiriendo nítidos contornos.

Foto: CTK
El peligro de un ataque terrorista a objetivos en la capital checa sigue acaparando la atención de los rotativos nacionales. Mladá Fronta Dnes destaca en su portada que la pista noruega que ha desencadenado en Praga una operación antiterrorista sin precedentes está adquiriendo nítidos contornos.

Este diario checo averiguó con ayuda de periodistas noruegos que uno de los cuatro hombres detenidos la semana pasada en Noruega por sospecha de terrorismo, tenía un contacto en Praga. Era el albanés kosovar Princ Dobroshi que fue en los años noventa uno de los cabecillas del narcotráfico en Europa. Su campo de acción abarcaba a Escandinavia y con la República Checa tiene cuentas por ajustar, puntualiza Mladá Fronta Dnes.

El rotativo matiza que Dobroshi dirigía su imperio desde Praga y precisamente en la capital checa fue detenido en 1999 y después extraditado a Noruega.

Según Mladá Fronta Dnes, uno de los cuatro detenidos en Noruega es el paquistaní con pasaporte noruego Arfan Qadeer Bhatti, jefe del grupo que planeaba ataques a las Embajadas estadounidense e israelí en Oslo. Bhatti visitó este verano a Dobroshi en la ciudad kosovar de Pristina donde se radicó el albanés tras haber sido excarcelado en Noruega por buena conducta.

Mladá Fronta Dnes matiza que el Servicio de Inteligencia noruego se negó ayer lunes a decir si envió a la República Checa una advertencia sobre el posible ataque terrorista. Tampoco el jefe de la Central Antidrogas checa, Jirí Komorous, no quiso responder a la pregunta de si Dobroshi está relacionado con terroristas. Se limitó a decir: "No tenemos informaciones de que siga dedicándose al narcotráfico".

A tres meses de la ampliación de la Unión Europea con Rumania y Bulgaria el diario económico Hospodárské Noviny plantea la pregunta si la República Checa abrirá su mercado laboral a los nuevos países.

Ivan Langer (Foto: CTK)
El rotativo considera que con una gran probabilidad los rumanos y los búlgaros podrán trabajar en la República Checa sin limitaciones. En apoyo de su opinión refiere que el Ministerio checo de RR.E E. respalda la apertura del mercado de trabajo nacional.

Lidové Noviny señala en su portada que el Ministerio del Interior checo facilitó por primera vez la información cuántos ex agentes de la Seguridad del Estado comunista siguen trabajando en la Policía. La cifra es mucho más elevada de lo que se estimaba hasta ahora: en las filas policiacas permanecen unos ochocientos agentes de la extinta policía secreta del régimen comunista.

El diario informa que al tomar posesión de su cartera, el ministro del Interior, Ivan Langer, del Partido Cívico Democrático, anunció la intención de limpiar el cuerpo policiaco de los antiguos servidores activos del régimen comunista. El titular del Interior opina que esta medida ayudará a aumentar la credibilidad de la Policía. Para implementar su plan, Langer quiere aprovechar la nueva ley sobre el servicio en la Policía.

Lidové Noviny apunta que el plan del ministro puede chocar con muchos problemas ya que no está seguro que la nueva normativa entre en vigor el próximo 1 de enero. Es probable, además, que antes de la entrada en vigor de la ley los ex agentes de la policía secreta comunista StB empiecen a abandonar las filas de la Policía por su propia voluntad y así tendrán derecho a percibir una indemnización y una renta, puntualiza Lidové Noviny.