Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png
0:00
/
0:00

El Gobierno de Jan Fischer aprueba un importante plan de desarrollo, dar a luz en la República Checa puede ser más costoso de lo que se piensa, el embajador de Canadá concluye su misión. Estas son algunas de las noticias en la prensa del martes.

República Checa en el 2020: energía nuclear, canales y nuevas vías de transporte, titula Hospodářské Noviny. El Gobierno de Jan Fischer aprueba un faraónico plan de desarrollo.

Entre los numerosos proyectos que contempla el plan, destaca la construcción de una nueva central nuclear, el ferrocarril de alta velocidad, una densa red de autopistas, nuevos gaseoductos y otra pista de aterrizaje en el aeropuerto de Praga.

Petr Bendl, vicepresidente del Partido Cívico Democrático considera en declaraciones para Hospodářské Noviny que un plan tan importante debería ser decisión del partido que gobierne tras las elecciones de octubre.

Uno de los puntos que levanta mayor controversia del plan es la construcción de un gigantesco canal navegable que uniría los ríos Danubio, Oder y Elba. Su construcción se calcula en al menos 6.000 millones de euros.

Se espera que el precio de los pisos siga cayendo, publica Mladá Fronta Dnes. En los últimos tres meses los apartamentos se abarataron otro cinco por ciento, y cuando el año termine, podrían haber bajado en total un 15 por ciento.

También en Mladá Fronta Dnes, una reportera denuncia los sobornos habituales a ginecólogos, pediatras y médicos de obstetricia en la República Checa. De 14 clínicas de ginecología contactadas, solo una no pidió pagos extra.

La ley en la República Checa dice que la atención sanitaria es gratuita, por lo que cobrar a pacientes desde el momento en que son registradas en una clínica es ilegal, escribe el diario.

Michael Calcott, foto: ČTK
En teoría, se puede elegir el lugar donde dar a luz, pero en Praga, si no se ha reservado antes de la semana 14 de embarazo, hay que pagar. En una clínica contactada por la reportera de Mladá Fronta Dnes, al pagar unos 1.150 euros, aseguran una habitación, aunque la clínica esté llena, y la posibilidad de elegir médico. El Ministerio de Sanidad checo va a abrir una investigación basándose en el reportaje, dice el diario.

Los homosexuales checos lamentan la marcha de Michael Calcott, embajador de Canadá, escribe Lidové Noviny. Calcott es uno de los pocos políticos de altura que declara públicamente su homosexualidad en la República Checa y que apoya activamente la causa de gays, lesbianas y transexuales.

Su marcha no guarda relación con la polémica por la reintroducción de los visados para ciudadanos checos en Canadá. En agosto termina su mandato y Calcott quiere volver a su país para casarse con su novio.

En declaraciones a Lidové Noviny, Calcott dice que la ley de parejas de hecho checa es extraordinaria. La República Checa es un país muy progresista para el diplomático, y la única diferencia con su país es que en Canadá los homosexuales hace más tiempo que están organizados.