¿Qué pasará con las vacaciones de los checos en Croacia?

Split, Croacia, foto: Martinasl, CC BY-SA 4.0

El Gobierno checo no ha confirmado cuándo se reanudarán los viajes turísticos al extranjero. Las previsiones oscilan entre unos meses y dos años y lo más probable es que la situación no se normalice para el verano. Se han iniciado negociaciones para asegurar que los turistas checos puedan visitar al menos Croacia.

Split, Croacia, foto: Martinasl, CC BY-SA 4.0

Las estimaciones de cuándo volverán a abrirse las fronteras para viajes turístico difieren. El presidente checo, Miloš Zeman, comentó el pasado domingo para Frekvence 1 que, en su opinión, las fronteras deberían permanecer cerradas por lo menos durante un año. El viceministro de Salud, Roman Prymula, predijo en marzo que los viajes podrían verse limitados hasta un año o dos.

Los turistas en Dubrovnik, foto: archivo Radio Praga
También el ministro de Salud Adam Vojtěch coincide en que el levantamiento de las medidas de protección debe ser paulatino. No obstante, ha expresado que, si la situación lo permite, los checos podrían viajar a países con bajo peligro de contagio, aunque ningún país es completamente seguro. Como posible destino mencionó Croacia.

Las negociaciones para facilitar que los checos puedan viajar a lo que es, posiblemente, su destino turístico preferido, ya han comenzado. En su cuenta de Twitter, el primer ministro de Croacia Andrej Plenković confirmó estar en contacto con su homólogo checo: “Hablé con Andrej Babiš y acordamos que los ministros de Turismo de ambos países propondrían un modelo razonable para la llegada de turistas checos a Croacia”.

Actualmente, Croacia registra 1791 casos confirmados de contagio. Un total de 529 pacientes se han recuperado y 35 han fallecido. El país ha adoptado medidas de protección similares a las checas: restricción de movimiento, salidas al extranjero excepcionales y cuarentena obligatoria para todos los que regresen desde fuera.

Krunoslav Capak, foto: archivo de la TV NarodHR
Cómo y si se realizarán los viajes estivales de los checos a la costa adriática será cuestión de la evolución de la pandemia en ambos países. Según Krunoslav Capak, director del Instituto Nacional de Salud de Croacia, el turismo en su país no volverá a ser el mismo y los epidemiólogos establecerán condiciones que los hoteles y otros establecimientos deberán cumplir, al igual que los turistas que visiten Croacia.

Además, como explicó Capak, una prueba negativa de coronavirus no constituirá garantía suficiente. No impide que turistas infectados por el coronavirus entren a Croacia, ya que la prueba puede realizarse nuevamente en 24 horas y resultar positiva. En su opinión, podría implementarse como solución una cuarentena previa a las vacaciones: “Si lo tratamos desde una perspectiva epidemiológica, una medida que podría garantizar que los turistas no introduzcan la enfermedad, sería que, antes de venir, pasaran por una cuarentena de 14 días”. Por el momento no han sido acordadas medidas específicas y el plan está en las manos de los encargados de turismo de ambos países.

Foto: Domi12345, Creative Commons 3.0
Según comentó el ministro de Salud Adam Vojtěch, el tema de viajes es difícil de anticipar.“Hoy no sabemos decir si habrá una segunda o tercera oleada del coronavirus. Podemos tomar decisiones ahora, pero la situación será más clara a finales de mayo”, comentó el pasado fin de semana. El coordinador del equipo epidemiológico del ministerio de Salud, Rostislav Maďař, añade que del lado croata hay máxima voluntad para que las vacaciones de los turistas extranjeros se realicen “Estamos viendo fuertes señales de que Croacia quiere permanecer abierta a los turistas extranjeros. Evidentemente se dan cuenta de cuánto depende de ellos su economía, por eso harán todo lo posible para poder acogerlos. No obstante, mucha gente viaja a Croacia en coche, así que hay que tomar en cuenta también los países de tránsito, principalmente Eslovenia y Austria. Por el momento es imposible hablar más en concreto, porque se trata de puras hipótesis”. Croacia es el destino de vacaciones por excelencia de los checos, según los datos de la Oficina de Estadísticas Checa (ČSÚ), más de 800 000 checos eligen el país para sus vacaciones de verano.

La incertidumbre preocupa a las agencias de viajes y otras empresas activas dentro del sector turístico y piden al Gobierno que confirme fechas preliminares de reapertura de la frontera. Sostienen que además de Croacia, la situación se muestra favorable en Eslovaquia y Bulgaria. Según Jan Papež, vicepresidente de la Asociación de Agencias de Viajes checa, podrían establecerse asimismo acuerdos bilaterales de intercambio de turistas, por ejemplo, con Grecia, Tailandia, Vietnam o las Maldivas.

palabra clave:
audio