Publican en checo historia de amor entre Diego Rivera y Angelina Beloff

Elena Poniatowska

Querido Diego, te abraza Quiela, novela epistolar de la mexicana Elena Poniatowska, que relata la tormentosa historia de amor entre el pintor Diego Rivera y la artista rusa Angelina Beloff, fue presentada en su versión checa en una ceremonia realizada este martes en el Instituto Cervantes de Praga.

Angelina Beloff conoció en Madrid, a comienzos del siglo pasado, a Diego Rivera, de quien se enamoró. Conocida con el diminutivo de Quiela, Beloff, al igual que Frida Kahlo, sufrió mucho por Rivera, un mujeriego impenitente.

El propio muralista mexicano, consciente de la situación, dijo de Quiela: “Ella me dio todo lo que una mujer le puede dar a un hombre. En cambio, ella recibió de mí todo el dolor en el corazón y miseria que un hombre puede causarle a una mujer”.

La tormentosa relación entre ambos artistas, que vivieron juntos durante casi diez años en París, es el eje dramático por el que fluyen las líneas de Querido Diego, te abraza Quiela, que acaba de ser publicada en checo gracias a la labor de la traductora Anna Tkáčová y de la editorial Práh.

Anna Tkáčová, que antes había traducido Las siete cabritas, también de Poniatowska, retrato de siete importantes mujeres de la historia mexicana, comentó que sentía una gran felicidad, ya que trabajó durante mucho tiempo en este proyecto.

“Primero la felicidad de que finalmente se ha publicado este libro, porque me costó dos años de esfuerzo. Además, siento un gran cariño por Elena Poniatowska, porque es la mujer periodista cuyos sentimientos y modo de pensar coinciden con los míos, entonces me agrada traducir sus libros”, indicó la traductora.

De izquierda: Anna Tkáčová, Zdenka Procházková y José Luis Bernal (Foto: autor)
El embajador mexicano en la República Checa, José Luis Bernal, que asumió hace dos meses, también quiso participar en el acto. El diplomático cree que el libro será muy bien recibido en su traducción checa, por el carácter universal de esta novela de su compatriota Elena Poniatowska.

“Y aquí estamos hablando de un lenguaje universal, sencillo, de profundidad. Es una historia de amor, finalmente, y al mismo tiempo es una historia de gran inspiración artística, porque también rescata mucho de la vida de Angelina Beloff, que fue una de las mujeres de Diego Rivera y con un gran contenido europeo. Es una obra que se puede decir que es mexicana, pero al mismo tiempo es una gran obra europea y de la literatura universal”, sostuvo el embajador.

La actriz Zdenka Procházkova-Hartmann, protagonista de la versión teatral de Querido Diego, hizo una lectura dramatizada de un capítulo de la novela en checo, durante la presentación.

La compañía Lyra Pragensis lleva un año poniendo en escena la adaptación dramática de esta obra, en el teatro Inspirace, de Praga, también con traducción de Anna Tkáčová.