Octavio Paz vuelve después de 20 años a los lectores checos

Anna Tkáčová, foto: Dominika Bernáthová

'Sor Juana Inés de la Cruz o las Trampas de la Fe' es uno de los ensayos clave del Premio Nobel de literatura mexicano, Octavio Paz, en la que ofreció una mirada a la identidad cultural del México en el trasfondo del conflicto del pensamiento libre de su protagonista con la ortodoxia. La obra fue recientemente traducida al checo y Radio Praga charló con su traductora Anna Tkáčová.

“Tenemos muchas deudas con los escritores hispanoamericanos”

Anna Tkáčová, foto: Dominika Bernáthová
Admiradora de las letras hispanas, la traductora Anna Tkáčová se empeñó en pagar la deuda que Chequia tiene con los autores latinoamericanos, cuyas obras no pudieron ser traducidas durante el régimen comunista.

Gracias a su esfuerzo, los lectores checos ya han podido conocer obras de numerosas figuras literarias hispanas y entre las más recientes la de Octavio Paz.

Desde la única traducción de su obra al checo, el ensayo 'El Arco y la Lira', ya han transcurrido más de dos décadas. Para dar a conocer otra faceta creativa del Premio Nobel de literatura mexicano, Anna Tkáčová decidió llevar al checo su ensayo 'Sor Juana Inés de la Cruz y las Trampas de la Fe', con la que no solamente dio a conocer a dos grandes figuras literarias al mismo tiempo, sino que ofreció al público checo también una mirada a la evolución de la sociedad mexicana desde el Barroco hasta la época contemporánea.

El pensamiento libre contra la ortodoxia

Por qué no escogió uno de sus primeros y más conocidos ensayos como por ejemplo 'El laberinto de la Soledad', fue una frecuente pregunta con la que Anna Tkáčová se topó en la presentación de su traducción. La traductora explica sus motivos a Radio Praga.

Octavio Paz (1988), foto: Wikipedia /  Jonn Leffmann / CC BY 3.0
“Pienso que este ensayo más bien está orientado al público mexicano, mientras que el libro de ensayo sobre Sor Juana Inés de la Cruz trae un tema que es actual en todos los tiempos y puede ser actual en todos los países. El tema central es el confrontamiento del pensamiento libre con la ortodoxia. Por medio del destino y de la vida de Sor Juana Inés de la Cruz, Octavio Paz demuestra los mecanismos de este confrontamiento y de la ortodoxia que sabe matar el pensamiento libre. No es una biografía pura de Sor Juana Inés de la Cruz, sino que el libro trata la historia muy rica de Nueva España, que aquí no es muy conocida. También trata varios nuevos temas del pensamiento de Juana que adelantó su época especialmente en cuanto a sus pensamientos sobre la mujer y su posición en el mundo”.

El contenido de más de 700 páginas del ensayo de Octavio Paz está entretejido con términos, reminescencias y reflexiones propios de disciplinas que van desde filosofía, teología, astronomía, versología a muchas más. Profundizar en toda esta sabiduría representó para Anna Tkáčová el mayor reto a la hora de traducir la obra.

“Tuve una gran suerte de tener un redactor buenísimo, Vít Kazmar, a quién me lo recomendó la profesora Housková. Todos sabemos que Octavio Paz fue muy erudito, letrado y culto y sus conocimientos fueron tan profundos que creo que hay pocos traductores que tengan tanta eruditez como él. Si se toma en cuenta que el libro tiene más de 30 páginas del índice de nombres que vienen desde la antiguedad hasta la actualidad, que vienen de la cultura china, japonesa, hispana o novohispana, hay que tener a alguien que ayude al pobre traductor. Eso fue el redactor Vít Kazmar. Hay que decir que el papel del redactor es casi invisible. Todos se dirigen por el traductor y el redactor casi no se ve. Aprovecho la oportunidad de dar las gracias al redactor que averigüó toda la terminología”

Si no lo hago bien, quizás Octavio Paz no será traducido durante 20 años más

¿Basta con dominar la metodología de traducción o es necesario ser letrado en filología del para traducir un ensayo que abarca una época histórica tan extensa? Esta es actualmente una polémica desatada entre los traductores checos. Respecto al tema, Anna Tkáčová sostiene que solamente el dominio del idioma no es la clave para llevar a cabo una buena traducción.

“Uno no puede traducir los ensayos sin conocimiento del contexto de las realidades. Hay que conocer por lo menos algo y yo tenía la suerte de poder estudiar con profesores como profesora Vydrová, Housková y el profesor Opatrný, que nos dieron una base bien profunda para estar bien preparados para traducir los ensayos, lo que es una disciplina especial”.

Dar a conocer el trabajo del Premio Nobel mexicano a los lectores checos no es una tarea sencilla y Anna Tkáčová fue consciente de la responsabilidad, que llevaba en su espalda, según afirma.

“Me decía todo el tiempo: -“Octavio Paz se publicó por último hace 20 años, si traduzco mal este libro, si no encuentro la palabra adecuada, ya que no se trataba solamente encontrar la palabra en el diccionario, sino saber todo el contexto para elegir el sinónimo adecuado, etcétera. Me decía que si lo traduzco mal, seré la culpable de que Octavio Paz no se volvería a traducir durante otros 20 años más”.

Algo agotador, pero satisfactorio fue el año, que la traductora pasó en compañía de las figuras literarias mexicanas. Tras unos meses de descanso, la hispanista ya está en busca de otro reto, y su interés vuelve a recaer en la obra ensayística de Carlos Fuentes, su autor latinoamericano favorito. En 2003, Anna Tkáčová incluso tuvo la oportunidad de entrevistar a este Premio Cervantes mexicano. Si pudiera encontrarse cara a cara con Octavio Paz ¿El qué le preguntaría?

“He leído un ensayo que trataba el tema de Octavio Paz y Sor Juana Inés de la Cruz. Dice el ensayo y lo dicen también otros más que por medio del destino de Sor Juana y su confrontamiento con el poder eclesiástico Octavio Paz arreglaba su propia posición con el poder porque tenía discrepancias con el poder mexicano de aquel entonces, y por medio de la personalidad de Sor Juana hizo la aclaración de su propia posición con el poder mexicano. Me interesaría saber si es verdad o si es la opinión de los ensayistas y los eruditos de hoy. Todos sabemos que si un tema se trata desde muchos puntos de vista, pueden surgir opiniones que no tienen ninguna base verdadera”.

La repercusión por parte de los lectores checos se muestra positiva. Tras la presentación del libro en el Instituto Cervantes de Praga se dirigieron a la traductora muchas personas que afirmaban que conocían el título, sin embargo, no tenían ganas de leerlo. Tras la presentación sin embargo su actitud cambió, afirma Tkáčová.

“De esto testimonian también los volúmenes vendidos en el evento. Pienso que el libro se lee pero el eco más positivo lo tuvo entre los hispanistas checos y eslovacos. Si la profesora Housková presenta el libro ante el público, seguro que no tiene ningunas cosas negativas contra el libro, y eso es para mí como el Premio Nobel”.

La traducción al checo de 'Sor Juana Inés de la Cruz o las Trampas de la Fe' (Sor Juana Inés de la Cruz aneb Nástrahy Víry), publicada por la editorial Dauphin, es después de 'El Arco y la Lira' la segunda publicación de la obra de Octavio Paz en checo. Casualmente se trata también de la segunda publicación que presenta a los lectores checos a la figura de Sor Juana Inés de la Cruz. La primera fue una antología de su obra publicada en 1988.