Primero de Mayo marcado por manifestaciones de grupos extremistas y campaña electoral

Anarquistas en Brno, foto: CTK

Las celebraciones del Primero de Mayo en la República Checa transcurrieron bajo el signo de manifestaciones de anarquistas y cabezas rapadas y de la campaña electoral de los partidos políticos de izquierda.

Anarquistas en Brno, foto: CTK
Cinco manifestantes fueron detenidos por la Policía de Brno el Primero de Mayo. En la metrópoli morava se dieron cita unos 360 anarquistas para manifestarse contra el racismo y el fascismo. Por otra parte, más de 400 cabezas rapadas protestaron contra el crecimiento de la violencia por parte de los radicales de izquierda.

El enfrentamiento entre los efectivos de la Policía y los anarquistas se produjo en la céntrica Plaza Morava cuando los manifestantes intentaron proseguir su marcha hacia el lugar donde se reunían los cabezas rapadas.

En la capital checa, la tradicional marcha de los anarquistas desde la Isla de los Tiradores hacia el centro de la ciudad transcurrió sin mayores conflictos. Unos 200 radicales de izquierda protestaron contra la celebración de la cumbre de la OTAN en Praga, coreando lemas como "El capitalismo es sucio y asqueroso" o "Contra el Estado, contra el capitalismo, por la libertad".

Miroslav Grebenicek y los comunistas en Praga, foto: CTK
Con motivo del Día del Trabajo se reunieron en Praga también los simpatizantes de los Partidos Socialdemócrata y Comunista checos que aprovecharon esta oportunidad para divulgar sus programas electorales. En la manifestación socialdemócrata se presentaron la diputada más popular del Partido gobernante, Petra Buzková, y el ministro socialdemócrata más joven, Stanislav Gross, mientras que los comunistas apostaron por la figura de su líder, Miroslav Grebenicek.

El presidente checo, Václav Havel, y su esposa conmemoraron el Primero de Mayo subiendo a la colina praguense de Petrin, donde se dan cita ese día los enamorados.