Presidente checo exhorta a la unión en la lucha contra el terrorismo

Miloš Zeman en la Embajada rusa en Praga, foto: ČTK

El presidente checo, Miloš Zeman, advirtió sobre la amenaza de una nueva conflagración mundial y exhortó a la unidad en la lucha contra el terrorismo internacional. Zeman planteó su llamamiento este lunes en la Embajada rusa en Praga, en una recepción con motivo del Día de la Victoria.

Miloš Zeman en la Embajada rusa en Praga, foto: ČTK
A diferencia del resto de Europa, que celebra el aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial el 8 de mayo, Rusia conmemora el Día de la Victoria el 9 de mayo. En homenaje a esa fecha se efectuó una recepción en la Embajada rusa en Praga, a la que asistieron el presidente de la República Checa, Miloš Zeman, los presidentes de las dos cámaras del Parlamento checo, Milan Štěch y Jan Hamáček y otros representantes oficiales del país.

En su discurso el mandatario checo advirtió ante la eventual repetición de los horrores de la Segunda Guerra Mundial, que se cobró unos 60 millones de vidas humanas. El contenido del discurso de Zeman lo resumió su portavoz, Jiří Ovčáček.

Alexandr Zmejevskij y Miloš Zeman en la Embajada rusa en Praga , foto: ČTK
”En el discurso en la Embajada de la Federación Rusa, en Praga, el presidente, Miloš Zeman, habló del nuevo peligro que se cierne sobre nosotros. Dijo que estamos amenazados por una nueva guerra mundial vinculada con el terrorismo internacional que se extiende como un cáncer por Oriente Próximo y África, y llega también a Europa. Por este motivo el presidente Zeman exhortó a la unidad de todos los países en la lucha contra el terrorismo internacional”.

El mandatario checo mencionó concretamente el peligro que representa el llamado Estado Islámico, y otras organizaciones semejantes. Zeman sostuvo que, según el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, en el mundo existen 35 organizaciones vinculadas de alguna forma con el Estado Islámico. “Un enemigo común es lo que lleva a la unión y nosotros tenemos a un enemigo común en forma del terrorismo internacional”, acotó Zeman.

Día de la Victoria en Praga, foto: ČT24
Entre los invitados figuraron varios veteranos checos de la Segunda Guerra Mundial, como Vladimír Báča, actualmente de 87 años, quien a sus 16 años de edad participó en la resistencia antifascista y ayudó a los partisanos, según recordó.

“Con mi padre conseguíamos armas para los partisanos, las escondíamos y luego las trasladábamos a donde fuese necesario. Era algo sumamente peligroso. Además de armas de fuego, les llevábamos también diversos explosivos”.

En todas las intervenciones en el encuentro con motivo del Día de la Victoria se recalcó que las organizaciones y movimientos basados en la enemistad y el fanatismo representan una amenaza para la paz y la seguridad. De no oponerse a ellos desde el comienzo podría tener consecuencias imprevisibles.