Policías y bomberos protestaron en Praga por aumento de sueldos

Foto: CTK

Centenares de policías, bomberos, aduaneros y empleados penitenciarios participaron este miércoles en Praga en una manifestación frente al Ministerio del Interior, exigiendo aumentos salariales.

Foto: CTK
La protesta fue convocada por organizaciones sindicales que agrupan a los bomberos y Fuerzas de Seguridad del país. Se trató de una respuesta al proyecto del presupuesto nacional para el próximo año, que propone un aumento salarial entre el 1,5 y el 4 por ciento a los empleados del sector público.

Los sindicalistas, sin embargo, solicitan incrementar los sueldos en un 6 por ciento, como mínimo, para compensar la inflación, afirmó Daniel Bláha, vicepresidente de la Unión de Sindicatos Independientes.

Ivan Langer, el ministro del Interior
“El incremento propuesto por el Gobierno es poco y, además, se refiere sólo a las remuneraciones extraordinarias, que se otorgan de manera subjetiva. No podemos permitir que los sueldos reales de los policías y los bomberos se reduzcan debido a la inflación”, destacó Bláha.

El ministro del Interior, Ivan Langer, considera la protesta como una reacción inadecuada e injustificada. Sostiene que el incremento salarial propuesto es el resultado de un acuerdo mutuo entre los sindicatos y el Gobierno, y rechaza negociar bajo presión.

“Estoy preparado para cumplir las condiciones acordadas previamente. Espero, no obstante, un buen trato por parte de los sindicalistas. La manifestación del miércoles la considero como una traición”, recalcó Langer.

Foto: CTK
También el primer ministro, Mirek Topolánek, condenó la protesta de los bomberos y las Fuerzas de Seguridad y señaló que sus salarios son bastante altos.

“Las remuneraciones de los policías y bomberos superan significativamente el sueldo promedio de la República Checa”, sostuvo Topolánek.

Los policías y bomberos checos cobran alrededor de mil 300 euros al mes. El salario promedio del país es de unos 940 euros mensuales.

La República Checa cuenta actualmente con unos 60 mil integrantes de las Fuerzas de Seguridad y unos diez mil bomberos, aproximadamente.